Actualizado 27/01/2015 19:22 CET

Los separatistas prorrusos amenazan con ampliar su control sobre Donetsk

Milicianos prorrusos en Donetsk, Ucrania
REUTERS

KIEV/MOSCÚ, 27 Ene. (Reuters/EP) -

Los separatistas prorrusos han asegurado este martes que han hecho retroceder a las fuerzas del Gobierno de Petro Poroshenko en dos localidades ubicadas a las afueras de Donetsk y han amenazado con ampliar su control sobre esta región del este de Ucrania.

Las tropas rebeldes lanzaron una ofensiva la semana pasada dinamitando por completo la tregua pactada el 5 de septiembre en Minsk e iniciando así una guerra que ya ha acabado con la vida de más de 5.000 personas.

Los separatistas prorrusos han explicado que su objetivo inicial es obligar a las fuerzas ucranianas a dar marcha atrás para aumentar así la brecha entre las localidades controladas por ambos bandos y alejar de las suyas el armamento pesado.

Eduard Basurin, subcomandante de los separatistas prorrusos en Donestk, ha indicado que han conseguido expulsar a los uniformados de las ciudades de Maryinka y Pesky, cerca del aeropuerto, escenario de continuos combates.

"Habían conseguido hacerse con el control absoluto de Maryinka, que ahora es neutral porque solamente están en las afueras", ha dicho Basurin en una conversación telefónica con la agencia de noticias Reuters.

Basurin ha apuntado que el objetivo a largo plazo es controlar toda la región de Donestk, lo que incluye importantes centros urbanos en poder de Kiev, como Mariupol, enclave costero que los separatistas prorrusos habrían bombardeado el sábado dejando 30 muertos.

Interrogado sobre los avances en Debaltseve y Vuhlehirsk, también en manos del Gobierno de Poroshenko, Basurin ha mostrado molesto. "¿Por qué debería haber avances? Es nuestro territorio. Deberían retirarse", ha sostenido.

Sin embargo, sobre el terreno se suceden intensos combates por el control de Debaltseve, una pequeña ciudad entre Donetsk y Lugansk por la que pasan carreteras clave para los suministros. "El enemigo está intentando lanzar una ofensiva sobre las tropas ucranianas", ha dicho el portavoz gubernamental Andri Lisenko, asegurando que al menos nueve soldados han muerto y 30 han resultado heridos en el último día.

LA "NUEVA RUSIA"

Los separatistas prorrusos luchan por una zona bautizada por el Kremlin como "nueva Rusia", pero por ahora solo controlan las capitales y la mitad del territorio de las provincias de Donetsk y Lugansk, que forman una región conocida como Donbás.

Mariupol es la ciudad más grande de Donbás. Los rebeldes intentan conquistarla porque controlar su puerto les daría una enorme ventaja estratégica sobre Kiev, pero cualquier ofensiva supondría un gran número de bajas civiles.

En su última gran ofensiva antes del alto el fuego, los separatistas prorrusos lograron quedarse a las puertas de Mariupol y, desde entonces, adentrarse en ella es uno de sus principales objetivos.

Para leer más