24 de febrero de 2020
 

Serbia insta a una resolución de la ONU y Kosovo asegura que declarará su independencia

Actualizado 20/11/2007 23:50:32 CET

BRUSELAS, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

Kosovo y Serbia mantuvieron invariables hoy sus posiciones en la reunión de este martes en Bruselas con la troika formada por la UE, Rusia y Estados Unidos, al término de la cual Prístina se definió como un "un país independiente a la espera de reconocimiento internacional" y Belgrado insistió en que las negociaciones sobre su futuro estatus se ciñen al concepto de autonomía y que será el Consejo de Seguridad de la ONU el que decida sobre una resolución que tendrá que acatar también la UE.

Kosovares y serbios volvieron a reunirse este martes cara a cara en presencia de los tres embajadores de la troika del Grupo de Contacto de la ONU y, una vez más, insistieron en sus posiciones de no aceptar más que la independencia en el caso de Prístina o la autonomía en el caso de Belgrado. Según el documento producto de la reunión, Kosovo describió su visión de una "independencia supervisada" y Serbia, de un "Kosovo altamente autónomo".

A menos de un mes de que el 10 de diciembre terminen las negociaciones y de que la troika presente su informe de conclusiones al secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, las partes acordaron volver a reunirse durante tres días en la localidad de Baden, cerca de Viena, del 26 al 28 de noviembre. En el documento final, los embajadores "recuerdan a ambas partes que el proceso de la troika concluirá" el 10 de diciembre.

A este respecto, el presidente de Serbia, Boris Tadic (en la imagen), declaró que "sabemos que hay poco tiempo y es un periodo limitado de negociación", pero añadió que "no vamos a aceptar límites artificiales". Por su parte, el representante kosovar que compareció ante la prensa, Skender Hyseni, afirmó que "por lo que oímos, la intención de Serbia es congelar el proceso y Kosovo no va a esperar tanto. El 10 de diciembre concluirán las negociaciones y después Kosovo decidirá junto a socios clave de la comunidad internacional sobre los futuros pasos".

De cara a este encuentro de la semana que viene en Austria, Hyseni indicó que los embajadores europeo y estadounidense pidieron a las partes que reflexionaran en torno a algunas "preguntas", una de las cuales relativa a establecer "una relación de colaboración entre ellos en áreas específicas", entre las que citó "la búsqueda de personas desaparecidas".

Kosovo, dijo, "está dispuesto a considerar de manera seria cualquier propuesta o idea que presente la troika en Baden". Por el contrario, Hyseni lamentó que el encuentro de hoy no diera progresos debido a la "intransigencia de la delegación serbia" que, según dijo, "no está dispuesta a reconocer la realidad de que Kosovo necesita resolver este asunto tan importante de una manera razonable".

En la reunión de hoy, las dos partes se propusieron o abundaron en ideas ya presentadas para lograr flexibilizar la postura de la otra, sin conseguirlo.

DISTINTOS MODELOS

La delegación de Serbia ofreció distintos modelos sobre lo que podría ser la futura relación de Kosovo con el resto del país, como la diferenciación de la que disfruta Hong Kong dentro de China, algo que la delegación kosovar rechazó de plano. Según el presidente serbio, Boris Tadic, "no se trataría de 'copiar y pegar', sino usarlo como un ejemplo útil que puede aplicarse en un futuro". También mencionó el sistema de las islas finlandesa de Alan como "una idea fresca" que llevar a la reunión de Austria.

Hyseni indicó que "me temo que ninguno de los modelos presentados por Serbia puede exportarse a Kosovo" y lamentó que "Serbia no llegará a proponer modelos como el de Timor Oriental", que sí se convirtió en país independiente.

Por su parte, la delegación kosovar insistió en su idea de un "estatuto neutro" que Tadic afirmó que no es más que es "otra palabra para esconder el hecho de que Kosovo y Serbia deberían ser estados independientes y eso para Serbia es completamente impensable".

El representante kosovar sí indicó, sin embargo, que estaría dispuesto analizar la posibilidad de establecer una "asociación" con Serbia en la que los "dos países" colaboraran en "áreas específicas", por ejemplo, en la búsqueda de personas desaparecidas, energía, transportes o telecomunicaciones. Ésta es una de las ideas en torno a las cuales los embajadores europeo, Wolfgang Ischinger, y estadounidense, Frank Wisner, pidieron a las delegaciones serbia y kosovar que reflexionen de cara a la reunión de Baden.

"Estamos dispuestos a establecer una asociación con Serbia en beneficio de ambos países, porque al final Kosovo se ve dentro de la estructura europea y euroatlántica y lo primero para ello es tener una buena relación con sus vecinos, con Serbia especialmente", dijo el representante de Kosovo.

INDEPENDENCIA

La todavía provincia serbia da por sentado que declarará su independencia, puesto que ya es independiente "de facto", aunque aseguró que lo hará en consulta con la UE y Estados Unidos.

Por el contrario, la delegación Serbia no quiso pronunciarse sobre tal "hipótesis", pero recordó a la UE la existencia de la ONU. Tadic declaró que "hay una autoridad más elevada que la UE, que es la ONU" que, dijo, tendrá que pronunciarse mediante "una resolución del Consejo de Seguridad". "Y la UE con sus 27 Estados miembros tendrá que adaptarse a esta resolución", dijo.

En relación a la UE, Kosovo "confía" en que "todos los Estados miembros" terminen "reconociendo que Kosovo es un país", dijo Hyseni.