Actualizado 21/08/2007 01:19 CET

Siria/Irak-Damasco insta al Ejecutivo iraquí a elaborar un calendario para la retirada de las tropas extranjeras de Irak

DAMASCO, 20 Ago. (EP/AP) -

El primer ministro sirio, Naji Ottri, instó hoy al primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, de visita oficial en Siria, a elaborar un calendario para la retirada de las tropas extranjeras de Irak, durante la reunión que ambos mantuvieron.

Ottri acusó a las fuerzas de la coalición en Irak de ser las responsables del deterioro en la seguridad del país, y subrayó que su salida es un elemento clave en el proceso de reconciliación nacional.

Según el jefe del Gobierno sirio, las fuerzas extranjeras en Irak han "traído fuerzas radicales e inflamado el círculo de violencia", informa la agencia oficial siria SANA, por lo que el Ejecutivo de Damasco considera que "elaborar un calendario para la retirada de las tropas reforzará las posibilidades de reconciliación entre la población iraquí".

Horas antes del encuentro, Al Maliki adelantó que planeaba abordar "seriamente la cuestión de la seguridad y sus desafíos" durante los tres días de visita a Siria, la primera como jefe de Gobierno que realiza al país en el que residió en la década de los 1990 como refugiado del régimen anterior de Sadam Husein.

"La visita es para aplicar la política del Gobierno que depende de las relaciones en materia de seguridad, económicas y políticas que mantiene con países vecinos y las maneras de reforzar estas relaciones", aseguró Al Maliki.

A pesar de las críticas abiertas de Washington y Bagdad de que Siria no impide los movimientos de milicianos en su territorio, Bagdad, en un intento por implicar más a Siria en el conflicto iraquí, ha prometido que reabrirá un oleoducto que discurre por territorio sirio si antes ambos países consiguen garantizar la seguridad de su frontera común, según fuentes oficiales.

El ministro de Interior iraquí, Jawad al Bolani, informó a la agencia AP de que los Ejecutivos de Bagdad y Damasco firmaron una declaración para ratificar su compromiso para compartir información, al tiempo que aludió a los 13 presuntos sospechosos buscados por Bagdad y que Siria entregará, sin revelar su identidad. "También hay un intercambio de información sobre células terroristas", reconoció Al Bolani, quien insistió en que ambos países "abordaran la lista de buscados del régimen de Sadam".

Según reveló un asesor del primer ministro iraquí éste tiene previsto reunirse mañana con el presidente sirio, Bashar el Assad, con el que firmará varios acuerdos, adelantó, sin revelar detalles de los mismos.

En Washington, la Casa Blanca, a través del portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Gordon Johndroe, recibió con buenos ojos la visita a Siria de Al Maliki, e insistió en que debe enviar un firme mensaje a Siria sobre compromisos de seguridad de la frontera común.

"Queremos que los iraquíes tengan buenas relaciones con sus vecinos, es importante, pero también creo que el primer ministro entregará un mensaje a los sirios que es 'por favor dejad de permitir que milicianos extranjeros extremistas entren en Irak a través de vuestro país", aseguró.