Publicado 25/05/2015 19:32CET

Sri Lanka investiga de nuevo una polémica venta de bonos de Estado

COLOMBO, 25 May. (Reuters/EP) -

El Parlamento de Sri Lanka ha abierto una nueva investigación sobre un polémico acuerdo de venta de deuda pública, después de que el principal partido de la oposición denunciase que la investigación inicial, que exculpó al jefe del Banco Central, no era independiente.

El opositor Alianza para la Libertad del Pueblo Unido (UPFA), que tiene mayoría de escaños en el Parlamento, ha denunciado presuntas irregularidades en la venta el 27 de febrero de bonos del Estado a 30 años. El Gobierno recaudó más de 10.000 millones de rupias (68 millones de euros) que deberá devolver al 11,7 por ciento de interés, tras una previsión inicial de tan solo 1.000 millones de rupias (6.800 millones de euros) a un precio del 9,5 por ciento.

En intensos cruces de acusaciones en la sesión parlamentaria del jueves, los miembros de la UPFA se quejaron por los hallazgos de una pesquisa inicial llevada a cabo por tres miembros elegidos por el primer ministro, Ranil Wickremesinghe, lo que provocó que el presidente del Parlamento anunciase una nueva investigación.

"Comenzaremos la investigación el martes. Vamos a preguntar a todos los funcionarios, desde el Ministerio de Finanzas hasta el Banco Central porque están involucrados en la emisión de los bonos", ha asegurado a Reuters un parlamentario de la oposición y jefe de la Comisión Parlamentaria de Empresas Públicas, D.E.W. Gunasekera. "También citaremos al director del Banco Central e informaremos de los resultados al Parlamento para que tome las medidas oportunas", ha agregado.

El director del Banco Central, Arjuna Mahendran, fue interrogado por la Autoridad de Anticorrupción de Sri Lanka el 16 de abril en relación con este acuerdo y se le prohibió viajar al extranjero durante tres meses. Mahendran, que ha negado todas las acusaciones, retomó sus funciones el 23 de abril tras ser autorizado por los tres miembros de este organismo.

Gunasekera ha informado de que el presidente del Parlamento ha dado al nuevo comité dos semanas para terminar la investigación y ha detallado que éste estará compuesto por trece miembros de todos los partidos con representación en el Parlamento.