Actualizado 31/12/2007 20:17 CET

Sudán.- Bush firma un proyecto de ley que permite a los estados y gobiernos locales frenar sus inversiones en Sudán

CRAWFORD (TEXAS, EEUU), 31 Dic. (EP/AP) -

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, ha firmado un proyecto de ley por el que se permite a los estados y a los gobiernos locales cortar sus lazos económicos con Sudán debido a la violencia en la región de Darfur.

El proyecto de ley permite a las autoridades estatales, de condado y municipales tomar medidas para retirar toda inversión en los cuatro sectores vitales para la economía de Sudán, petróleo, energía eléctrica, minería y equipos militares.

"Comparto la gran preocupación del Congreso de Estados Unidos sobre la reiterada violencia en Darfur perpetrada por el Gobierno de Sudán los los grupos rebeldes", afirmó el presidente Bush en un comunicado oficial.

La Administración Bush había estado inicialmente en contra de permitir a los gobiernos locales y estatales adoptar políticas contra la inversión en el país africano, al considerar que eran cuestiones diplomáticas tradicionalmente de competencia federal.

El presidente señaló nuevamente esas preocupaciones el lunes. Sin embargo, promulgó la ley después de haber sido aprobada con un fuerte apoyo en el Congreso. La meta de la ley es presionar al gobierno de Sudán para que reduzca el sufrimiento de la población de Darfur.

Bush precisó que la iniciativa "está a riesgo de ser interpretada como algo que aísla de la supervisión federal acciones estatales y locales contra la inversión, que interferirían con la política exterior nacional".

Además, enfatizó que la Constitución da al Gobierno federal la autoridad para manejar las relaciones internacionales y que "el poder ejecutivo deberá construir y supervisar esta legislación de forma que no entre en conflictos con esa autoridad".

Cientos de miles de personas han muerto y millones más han sido desplazadas durante cuatro años de violencia en la región de Darfur, desde que los rebeldes de origen étnico africano se alzaron contra las milicias apoyadas por el gobierno de mayoría árabe.

La nueva ley permite que los administradores de fondos de inversión y pensiones rompan todo lazo con empresas participantes en los principales sectores de la economía y los proteja contra demandas.