Sudán restringe el acceso a redes sociales para frenar las protestas antigubernamentales

Un sudanés con su teléfono móvil
REUTERS / MOHAMED NURELDIN ABDALLAH
Publicado 02/01/2019 15:08:27CET

EL CAIRO/DUBAI, 2 Ene. (Reuters/EP) -

Las autoridades sudanesas están bloqueando el acceso a las redes sociales más populares usadas para organizar y divulgar las protestas antigubernamentales que se han venido registrando en los últimos días desencadenadas por la crisis económica, según han informado usuarios de Internet.

Sudán ha venido registrando protestas casi a diario en las dos últimas semanas. Los manifestantes han prendido fuego a edificios del partido gobernante y han pedido que dimita el presidente del país, Omar Hasán al Bashir, en el poder desde 1989.

En un país donde el estado controla estrechamente los medios tradicionales, Internet se ha convertido en el principal campo de batalla informativo. De los 40 millones de habitantes de Sudán, unos 13 millones usan Internet y más de 28 millones tienen móviles, según los medios locales.

Las autoridades no han repetido el apagón en la red que impusieron durante las mortíferas protestas en 2013. Pero el jefe del Servicio de Seguridad e Inteligencia Nacional (NISS), Salá Abdalá, dijo durante una inusual rueda de prensa el pasado 21 de diciembre: "Siempre hay discusión en el Gobierno sobre bloquear las páginas de redes sociales y al final se decidió bloquearlas".

Usuarios de los tres principales operadores de telecomunicaciones del país --Zain, MTN y Sudani-- han señalado que el acceso a Facebook, Twitter y WhatsApp solo ha sido posible mediante el uso de VPN. Aunque las VPN pueden conllevar sus propios problemas de conexión y algunos sudaneses no son conscientes de su existencia, los activistas los han usado profusamente para organizar y documentar las manifestaciones.

Hastags en árabe como 'Revuelta de las ciudades de Sudán' han circulado ampliamente tanto en el extranjero. También se están usando hashtags en inglés como #SudanRevolts.

"Las redes sociales han tenido realmente un gran impacto y ayudan a formar la opinión pública y transmitir lo que está ocurriendo en Sudán al exterior", ha destacado Mujtaba Musa, un usuario de Twitter sudanés con más de 50.000 seguidores que ha sido muy activo documentando las protestas.

NetBlocks, una ONG que defiende los derechos digitales, ha dicho que los datos que ha recabado, incluido de miles de voluntarios sudaneses, dan prueba de "un extendido régimen de censura en Internet".

Bader al Jarafi, presidente de Zain Group, ha señalado a Reuters: "Algunas páginas web podrían ser bloqueadas por razones técnicas más allá de la especialización de la compañía". Ni la Empresa Nacional de Telecomunicaciones, que supervisa el sector en Sudán, ni MTN o Sudani se han pronunciado por ahora.

"Aunque Sudán tiene una larga historia de censurar sistemáticamente la prensa escrita y la televisión, los medios online han permanecido relativamente sin tocar pese a su crecimiento exponencial (...) en los últimos años", ha subrayado Mai Truong, de Freedom House. "Las autoridades han comenzado ahora a seguir el mismo guión que otros gobiernos autoritarios", ha añadido.

Contador