Sudán del Sur suspende todas las asociaciones de prensa hasta que obtengan licencias

Actualizado 02/11/2017 3:18:34 CET

NAIROBI, 2 Nov. (Reuters/EP) -

El organismo regulador de medios de comunicación de Sudán del Sur ha suspendido todas las asociaciones de prensa del país mientras competan su proceso de registro para obtener licencias con las que operar, incrementando los temores sobre una posible campaña contra los medios independientes.

La orden, entregada a las tres asociaciones del país esta semana y vista por la agencia británica de noticias Reuters este miércoles, da a las organizaciones hasta el 7 de noviembre para obtener las licencias, advirtiendo de que, en caso contrario, podrían ser cerradas.

"Hemos presentado la solicitud, pero no sabemos si será aceptada", ha dicho Mary Ajith, presidenta de la Asociación para el Desarrollo de los Medios en Sudán del Sur. "Esto es (...) acoso por parte de la autoridades de medios", ha denunciado.

Las autoridades sursudanesas no se han pronunciado por el momento sobre la orden, que daría a la Autoridad Nacional de Comunicaciones poder para "controlar cada actividad, con apoyo de las agencias de seguridad", según un periodista citado por Reuters.

Activistas pro Derechos Humanos han denunciado en los últimos meses una postura cada vez más restrictiva por parte del Gobierno contra la prensa en el país. En julio, cuatro blogs y portales de noticias, incluida la emisora Radio Tamazuj, fueron bloqueados o vieron restringidas sus transmisiones.

Sudán del Sur se independizó de Sudán en 2011, pero se sumió en una guerra civil en 2013, cuando el presidente, Salva Kiir, destituyó a Riek Machar, actual líder rebelde que en aquel momento ejercía de vicepresidente en el marco de un gobierno de consenso.

Naciones Unidas ha alertado en varias ocasiones de la posibilidad de un genocidio en el país, debido al cariz étnico que parece estar tomando el conflicto.

A principios de septiembre, el jefe de la Misión de Naciones Unidas en Sudán del Sur (UNMISS), David Shearer, cifró en cerca de cuatro millones el número de personas desplazadas en el país a causa del conflicto.

En su informe, recalcó que, hasta mediados de 2017, 1,9 millones de personas se han visto desplazadas internamente y otros dos millones han huido a países vecinos, agregando que 7,6 millones de personas necesitan además ayuda urgente.