Los transportistas de Ecuador anuncian el fin de la huelga por los recortes al subsidio de combustible

Actualizado 05/10/2019 15:10:51 CET
Protestas Ecuador
Protestas Ecuador - Juan Diego Montenegro/dpa

Tres dirigentes sindicales han sido encausados por la paralización de los servicios públicos

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

Los transportistas de Ecuador han anunciado este viernes el fin de la huelga por los recortes al subsidio de combustible y han señalado que "no se hacen responsables" de los actos vandálicos registrados durante los últimos días.

El presidente de la Federación Nacional de Cooperativas de Transporte Público de Pasajeros del Ecuador (Fenacotip), Abel Gómez, no se ha referido a un posible acuerdo con el Gobierno de Lenín Moreno. Sin embargo ha subrayado la necesidad de revisar las tarifas de pasajes, según ha informado el diario ecuatoriano 'El Comercio'.

Horas antes, la secretaría de Movilidad de Quito instó a las operadoras de transporte público a normalizar sus actividades "de manera inmediata".

La alcaldía emitió un comunicado en el que advertía de que de no ser así, pondría en marcha una serie de "procesos administrativos sancionadores de suspensión o revocatoria" de los contratos y permisos de operación otorgados por el distrito metropolitano, según el diario.

Sin embargo, un juez ha emitido orden de prisión preventiva en contra del dirigente de los trabajadores del taxis Jorge Calderón por un delito de paralización de servicio público. Calderón es uno de los dirigentes que impulsó el paro de transportistas.

También se han presentado cargos contra otros dos dirigentes sindicales en Cuenca. Los afectados deberán presentarse periódicamente ante la autoridad y la prohibición de salir del país, informa el diario 'El Comercio'.

El artículo 346 del Código Orgánico Integral Penal establece que "la persona que impida, entorpezca o paralice la normal prestación de un servicio público o se resista violentamente al restablecimiento del mismo; o, se tome por fuerza un edificio o instalación pública, será sancionada con pena privativa de libertad de uno a tres años".

Ecuador vive desde el jueves los peores disturbios en años con manifestantes encapuchados lanzando piedras y otros objetos contundentes a la Policía, que ha respondido con gases lacrimógenos.

Según datos del Ministerio del Interior ecuatoriano, al menos 275 personas han sido detenidas y 28 agentes de Policía han resultado heridos.

La causa de las protestas es una reforma económica que plantea la eliminación de las ayudas al consumo de combustible y la liberalización de precios y que forma parte de los ajustes exigidos por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En respuesta, el presidente ecuatoriano declaró el estado de excepción, que estará vigente 60 días durante los cuales se restringirán algunos derechos y libertades fundamentales.

Contador

Para leer más