Un tribunal de Austria rechaza mantener detenido a la espera de juicio a un coronel sospechoso de espiar para Rusia

Publicado 13/11/2018 18:15:33CET

VIENA, 13 Nov. (Reuters/EP) -

Un tribunal de Austria ha rechazado este martes la petición de la Fiscalía para mantener bajo custodia hasta la celebración de juicio a un coronel del Ejército sospechoso de espiar para Rusia durante 26 años.

"No hay riesgo de fuga", ha dicho un tribunal de la localidad de Salzburgo. "El acusado está muy integrado socialmente en Austria, tiene un domicilio bien fijado en el país desde 1987 y no ha huido hasta ahora, a pesar de que sabe que hay una investigación contra él desde hace dos meses", ha agregado.

El tribunal ha rechazado además el argumento de los fiscales de que existe el riesgo de que el sospechoso, cuya identidad no ha trascendido, pueda cometer más crímenes en caso de que no permanezca bajo arresto.

El canciller de Austria, Sebastian Kurz, reclamó el viernes a Rusia explicaciones "transparentes". "Si la sospecha se confirma, este tipo de casos, independientemente de que tenga lugar en Países Bajos o en Austria, no mejoran las relaciones entre Rusia y la Unión Europea", lamentó.

Como primera medida de represalia, Viena convocó el encargado de negocios ruso y anuló la visita que tenía previsto realizar a Moscú su ministra de Exteriores, Karin Kneissl, que precisamente generó polémica al invitar a su reciente boda al presidente ruso, Vladimir Putin, con quien incluso bailó.

El espionaje se habría iniciado en la década de los noventa y se habría prolongado hasta 2018, según el canciller austriaco, que no reveló más detalles del oficial que figura en el centro de este supuesto escándalo.

Las autoridades no se percataron de la fuga de información hasta hace unas semanas, gracias a un chivatazo de un servicio de Inteligencia extranjero y a la incautación de varios "equipos técnicos", entre ellos un ordenador portátil.

Por su parte, el Gobierno de Rusia, como suele ser habitual en este tipo de casos, se desmarcó de la polémica convocó al embajador austriaco para pedir explicaciones por las sospechas lanzadas públicamente este viernes por el Gobierno de Kurz.

El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, dijo estar "sorprendido" por las informaciones que han llegado desde Viena y que se suman a una reciente ola de críticas en Europa por las presuntas injerencias o espionajes de Moscú.

Contador