Actualizado 07/11/2007 21:21 CET

Turquía/Irak.- Erdogan insiste en que el PKK es un "enemigo" al que "hay que eliminar"

ROMA, 7 Nov. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, G. Moreno) -

El primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, insistió hoy en que el Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) es un "enemigo" al que "hay que eliminar" y, para ello, "es necesaria una acción unitaria", según declaró durante una rueda de prensa celebrada en Roma.

Erdogan hizo estas declaraciones tras reunirse con el primer ministro de Italia, Romano Prodi, en el marco de la visita oficial que inició hoy a este país y durante la que también se entrevistó con el presidente del país transalpino, Giorgio Napolitano.

El primer ministro turco insistió en la "importancia" de "compartir la información de inteligencia", en alusión al apoyo que esta semana le expresó el presidente estadounidense, George W. Bush, en la lucha contra el PKK, que también es considerado por Estados Unidos como una organización terrorista.

De hecho, ambos países se han planteado compartir inteligencia sobre las actividades del PKK, con el objetivo de perseguir y detener a los rebeldes. "Lo que hablamos con Bush es que el PKK es una organización terrorista enemiga de Turquía, Irak y EE.UU", subrayó hoy Erdogan.

En cuanto a la posibilidad de que el Gobierno turco ordene un eventual operativo militar contra el PKK en el norte de Irak, señaló que no podía "entrar en detalles" ya que eso sería "dar información al enemigo".

Con todo, el primer ministro turco insistió en la naturaleza "terrorista" del PKK, criticando que algunos países hablen de este grupo como simples "guerrilleros" y recordando que ya ha habido "más de 30.000 muertos a causa de esta organización".

ITALIA APOYA LA ENTRADA DE TURQUÍA EN LA UE

Por su parte, Prodi puso de relieve la "batalla democrática" que recientemente ha librado Turquía, al tiempo que reafirmó el apoyo de Italia para que este país entre en la Unión Europea, palabras que Erdogan agradeció, confirmando la "determinación de Turquía a cumplir todos los pasos necesarios para llevar a cabo las reformas".

En este sentido, Erdogan admitió un cierto "retraso en el proceso de reformas", principalmente debido a la celebración de las elecciones políticas y presidenciales". Sin embargo, "ahora, podemos retomar el proceso", aseguró.