La UE aspira a que sea de nuevo un europeo quien dirija el FMI tras la salida de Lagarde

Publicado 08/07/2019 20:43:56CET
FMI
FMIREURTERS/ YURI GRIPAS - Archivo

BRUSELAS, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea ve como un asunto prioritario que sea de nuevo un europeo quien suceda a la francesa Christine Lagarde al frente del Fondo Monetario Internacional (FMI), cuando ésta asuma la Presidencia del Banco Central Europeo (BCE), por lo que los socios comunitarios trabajan ya en consensuar un candidato único.

Los ministros de Finanzas de la zona euro han discutido por primera vez sobre este asunto en su reunión de este lunes en Bruselas, en donde han tratado el asunto de forma preliminar porque el proceso para el relevo no se ha abierto aún.

"Hemos planteado la discusión precisamente para apoyar la idea de converger en un candidato europeo. Es muy importante hacerlo así dadas las tensiones geopolíticas que observamos hoy en día", ha dicho el presidente del Eurogrupo, Mario Centeno, al término del encuentro.

"Europa debe mantenerse firme del lado del multilateralismo, es importante para el modo en que vemos el mundo y para el papel que juegue el FMI en este proceso", ha expresado Centeno.

Fuentes europeas señalaron horas antes que los países del bloque tienen una "fuerte urgencia" por presentar un candidato, por lo que Centeno y la presidencia de turno europea que estrena Finlandia trabajan en ello, a pesar de que el proceso formal para el relevo de Lagarde no ha comenzado.

"Creo que hay muchos candidatos europeos excelentes, por lo que hay mucho donde elegir", ha opinado el ministro económico de Países Bajos, Wopke Hoekstra, sin querer dar nombres de posibles aspirantes, a su llegada a la reunión de ministros de Finanzas de la Eurozona.

El francés Bruno Le Maire, por su parte, ha apostado también por consensuar un candidato europeo y hacerlo con una "decisión rápida", que tomen los jefes de Estado y de Gobierno de la UE tras recibir una evaluación de los ministros de Finanzas.

"Quisiera que sea un candidato único, que no haya rivalidades inútiles. Espero que haya consenso", ha confiado Le Maire, antes de asistir en Bruselas a la reunión del Eurogrupo en la que ha tenido lugar un "primer debate".

Asimismo, el ministro francés ha abogado por apoyar a una persona que "tenga la experiencia y solidez suficiente" para estar al frente del FMI, una tarea para la que ha dicho que Francia no tiene aún un favorito, ya que le corresponderá al presidente de la República, Emmanuel Macron, anunciar a quién da su apoyo París.

La ministra de Economía y Empresa en funciones, Nadia Calviño, por su parte, ha indicado a su llegada que para España, como cree que ocurre en el resto de estados miembro, es una "prioridad" que el próximo director gerente del FMI sea también europeo.

A la pregunta de si ella misma se ve como candidata para relevar a Lagarde, Calviño ha eludido la respuesta directa, porque, ha apuntado, considera "prematuro" hablar de nombres.

"No hemos empezado las discusiones siquiera de tipo informal, con lo cual me parece prematuro reflexionar sobre estos temas. Creo que la prioridad está clara y vamos a ver cómo se desarrollan las discusiones", ha zanjado.

También el ministro de Finanzas de Finlandia, Mika Lintilä, ha considerado que en estos momentos pueden iniciar las conversaciones sobre el "procedimiento", "pero no sobre nombres".

PRIMERAS QUINIELAS

Tras la propuesta de nombramiento de Christine Lagarde como próxima presidenta del BCE, el diario británico 'Financial Times' hizo circular la semana pasada el interés de George Osborne, ministro de Economía y Hacienda de Reino Unido durante el mandato de David Cameron, entre 2010 y 2016, en convertirse en el sucesor de la francesa al frente del FMI.

Aparte del político conservador, que actualmente dirige el periódico vespertino 'Evening Standard', el diario de referencia en la 'City' señalaba como potencial favorito a Mark Carney, actual gobernador del Banco de Inglaterra, quien posee la nacionalidad británica, irlandesa y canadiense, y cuyo actual mandato expira a finales de enero de 2020.

Además de los dos potenciales candidatos anglosajones, la prensa ha sacado a la palestra el nombre de Agustín Carstens, exgobernador del Banco de México y actual presidente del Banco de Pagos Internacional (BPI), quien llegó a competir con Lagarde en 2011 por la dirección del FMI, pero no logró atraer suficientes apoyos.

Asimismo, 'Financial Times' especulaba con las posibilidades de la búlgara Kristalina Georgieva, quien desempeña el cargo de consejera delegada del Banco Mundial desde 2017 y ocupó provisionalmente la Presidencia de la entidad tras la renuncia en enero de Jim Yong Kim, hasta la reciente designación del candidato estadounidense, David Malpass.

Contador

Para leer más