Actualizado 16/05/2007 10:20 CET

UE.- La CE propondrá hoy que el sector público asuma las riendas del programa Galileo

BRUSELAS, 16 May. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Transportes, Jacques Barrot, propondrá hoy oficialmente a los Veintisiete que el sector público asuma las riendas del programa de radionavegación por satélite Galileo y pague íntegramente la construcción de los 30 satélites de que consta ante los retrasos provocados por el enfrentamiento entre las empresas concesionarias --entre las que se encuentran las españolas Hispasat y AENA-- y su incapacidad para crear una entidad única que desarrolle el proyecto.

La salida del capital privado de Galileo costará entre 2.000 y 3.000 millones de euros a los contribuyentes europeos. Estas cantidades habría que sumarlas a los 1.400 millones de euros que ya se han gastado durante la fase de desarrollo. El Ejecutivo comunitario considera que sólo si el sector público asume las riendas del proyecto, probablemente a través de la Agencia Espacial Europea, será posible cumplir con los plazos previstos y lograr que esté operativo a finales de 2010 o principios de 2011.

El pasado jueves 10 de mayo venció el plazo que los ministros de Transporte de la UE habían dado a las empresas concesionarias -- además de las españolas, EADS, Alcatel-Lucent, Thales, Finmeccanica, Immarsat y Teleop-- para que superaran sus diferencias, crearan una estructura común y designaran a un directivo que pudiera hablar por todo el grupo. Las compañías no han cumplido las exigencias de Bruselas y además exigen que el sector público garantice los riesgos y la deuda del consorcio.

La propuesta del Ejecutivo comunitario para que el sector público asuma la fase de construcción de Galileo cuenta con el pleno respaldo de la presidencia alemana de la Unión Europea y de hecho fue el ministro alemán de Transportes, Wolfgang Tiefensee, el que la adelantó el pasado 7 de mayo.

"La solución alternativa que vamos a presentar significa que habrá una mayor participación del sector público durante la fase de construcción", anunció. Otros países, como Reino Unido o Países Bajos, ven con más reticencia que sea el dinero público el que asuma todos los costes de Galileo, y más teniendo en cuenta que su competidor estadounidense, GPS, está plenamente operativo de manera gratuita.

La decisión final sobre el futuro de Galileo la adoptarán los ministros de Transporte de los Veintisiete en la reunión que celebrarán entre el 6 y el 8 de junio en Luxemburgo.