UE.-Frattini pide a los países que proporcionen medios "concretos" a Frontex en abril

Actualizado 14/01/2007 20:28:26 CET

DRESDE, 14 Ene. (de la enviada especial de EUROPA PRESS, Eva Cantón) -

El comisario europeo de Justicia, Libertad y Seguridad, Franco Frattini, pedirá mañana a los ministros de Justicia e Interior de la Unión Europea que hagan en abril sus contribuciones "concretas" a la Agencia Europea de Fronteras (Frontex) para poder estar preparados con antelación frente a los nuevos flujos masivos de inmigrantes que puedan llegar a las costas europeas en primavera y verano.

Frattini recordó que, dado que Frontex no tiene "barcos, helicópteros y equipos técnicos" a su disposición "no será de ningún modo posible" reaccionar adecuadamente si los Estados miembros no hacen a tiempo sus aportaciones a la Agencia. La lucha contra la inmigración ilegal y el refuerzo de la labor de la Agencia es uno de los asuntos que figuran en la agenda de los titulares de Justicia e Interior de la UE, que se reúnen mañana y pasado mañana en Dresde (Alemania).

"Mañana pediré a todos los ministros proporcionar contribuciones concretas en abril porque, de otra manera, será demasiado tarde para enfrentarse a los flujos masivos que serán más probables durante los meses de mayo, junio y julio. Necesitamos estar preparados antes de esta fecha", recalcó el comisario durante la rueda de prensa previa al inicio de los trabajos ofrecida por la presidencia alemana de la UE, anfitriona del encuentro y los dos países que ejercerán las dos presidencias siguientes: Portugal y Eslovenia.

También el ministro de Interior portugués, Antonio Costa, puso el acento en la necesidad de asumir como un problema común la cuestión de los flujos migratorios independientemente del país por el que entren los inmigrantes. "No podemos verlo como un problema exclusivo de Malta, un problema exclusivo de Chipre o exclusivo de España. Es nuestro problema, porque tienen acceso al resto de la UE", alertó Costa.

"Debemos mostrar solidaridad porque es nuestra frontera común y nuestro interés es defenderla", agregó. En este contexto, adelantó que es intención de Portugal cuando a partir de julio de 2007 asuma la presidencia de turno del Consejo reforzar Frontex

Por otro lado, Frattini confirmó que tiene la intención de presentar en mayo una propuesta para penalizar a los empleadores que contraten inmigrantes ilegales, una iniciativa tendente a luchar contra las mafias. En todo caso, la decisión final la deberá tomar el Consejo Europeo, según recordó el responsable de Justicia del Ejecutivo comunitario.

Mientras, el ministro del Interior alemán y presidente de turno del Consejo, Wolfgang Schäuble, planteará reforzar de manera significativa (Frontex) adoptando y aplicando rápidamente un nuevo reglamento de funcionamiento.

Planteará que en el futuro se desplieguen más equipos conjuntos de los Estados miembros donde haya un alto flujo de entrada de ilegales para vigilar todos los puestos de control de fronteras exteriores. Estos equipos deberán tener poder ejecutivo por parte de las agencias nacionales de protección de fronteras para luchar adecuadamente contra la inmigración ilegal.

Además, para combatir la inmigración ilegal y el fraude en los visados, se quiere reformar la legislación común mediante un "código visa" y establecer una cooperación más estrecha entre consulados de los países que pertenecen al espacio Schengen.

Alemania quiere también reforzar el Sistema común de Información de Visados (SIV) que permite grabar y comparar datos de los solicitantes, incluyendo las huellas dactilares y fotografías. Aumentar las repatriaciones y la cooperación entre las autoridades responsables de la política de asilo figura asimismo entre las prioridades de la presidencia que incluye también la cuestión de la inmigración 'circular', es decir, el establecimiento de cuotas nacionales voluntarias que los Estados comunicarían a la Comisión Europea para facilitar la negociación de acuerdos de readmisión con los países de origen.

También puso el acento en el refuerzo y la mejora de la cooperación policial y judicial transfronteriza para combatir con mayor eficacia la inmigración ilegal y el crimen organizado.

Para ello la presidencia propondrá extender a toda la Unión Europea un mecanismo de cooperación que aplican ya las policías de España, Francia, Alemania, Bélgica, Luxemburgo, Países Bajos y Austria para agilizar el intercambio de información relevante en las investigaciones criminales.

Este sistema, recogido en el denominado Tratado de Prüm, facilita la labor policial en aspectos básicos, como son las huellas dactilares, los perfiles de ADN y los datos de matriculación de vehículos que, en lugar de figurar en una compleja red de bases de datos conjunta, son accesibles a través de simples consultas cruzadas.

Además, podría mejorar la cooperación mediante medidas operativas que podrían ir desde la formación de patrullas conjuntas hasta la posibilidad de dar competencias a agentes de policía de otros Estados o asistencia en caso de grandes eventos en los que necesite reforzarse la seguridad. Regula, incluso, el intercambio de datos sobre potenciales terroristas y hooligans.