Actualizado 15/11/2007 20:47 CET

UE.- El PE pide una "reflexión seria" sobre la Asociación Mediterránea por los "escasos progresos" en DDHH

Respalda una zona de libre comercio que cubra todos los países de la Política de Vecindad Europea y pide que se agilicen los visados

ESTRASBURGO, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento Europeo reconoció en un informe aprobado hoy los beneficios de "crear a largo plazo una zona de libre comercio y negociar acuerdos sobre visados y readmisión con todos los países de la Política de Vecindad Europea", pero lamentó "los escasos progresos" en materia de Derechos Humanos al sur de la orilla mediterránea y pidió impulsar una "reflexión seria" sobre la Asociación Euromediterránea.

Los ponentes del informe, el eurodiputado británico del PP Charles Tannock y el socialista español Raimon Obiols i Germa, acogen con "satisfacción" el objetivo a largo plazo de crear una zona de libre comercio que abarque a los países vecinos, con los que piden "que se negocien acuerdos de facilitación de visados y readmisión", según el informe aprobado.

Los eurodiputados reconocieron también la importancia de "abrir las agencias y programas comunitarios a los países de la Política Europea de Vecindad (PEV)", particularmente, el programa Erasmus, y emplazaron a los Estados miembros a mejorar la tramitación de visados para facilitar la movilidad de sus ciudadanos y, especialmente en el caso de estudiantes, científicos, empresarios y representantes de la sociedad civil".

Según los parlamentarios es necesario "reforzar la cooperación regional en los ámbitos de la libertad, la seguridad y la justicia, sobre todo en la gestión de fronteras, la migración y el asilo, la lucha contra la delincuencia organizada, la trata de seres humanos, la inmigración ilegal y el terrorismo" entre otras cuestiones. En lo que se refiere a energía, la Eurocámara respaldó el proyecto de la Comisión Europea de celebrar un 'Acuerdo Energético de Vecindad'.

ESCASOS DDHH

Sin embargo, el Parlamento Europeo lamentó que los "progresos" realizados por los países del Mediterráneo meridional "no hayan sido suficientes" en materia de democracia y Derechos Humanos desde que se inició la Asociación Euromediterránea en Barcelona a mitad de los 90.

Los eurodiputados reclamaron que se relance la Asociación Euromediterránea y una "reflexión seria" en torno a ella acerca de "los límites y las dificultades" surgidos en estos últimos años en la región, al tiempo que emplazaron tanto a las instituciones europeas como a los Estados miembros a manifestar una "voluntad más firme" para resolver los conflictos de la zona. Además, destacaron la necesidad de "entablar" relaciones "más estrechas" con los países integrantes del Consejo de Cooperación del Golfo.

Por otra parte, el informe recalca que los países vecinos del Este "que se identifiquen claramente como europeos y que respetan el Estado de Derecho" pueden solicitar su ingreso en la Unión Europea. "La integración gradual debe continuar con los países vecinos de la Europa oriental en la Comunidad Europea de la Energía", asegura el texto.

Éste aboga también por el establecimiento de una Asamblea Parlamentaria UE-Países vecinos del Este, similar a los órganos parlamentarios multilaterales ya establecidos en Ucrania, Moldova, Armenia, Georgia y Azerbaiyán con el objeto de "fortalecer la cooperación interparlamentaria".

Los europarlamentarios aseguran que la Asamblea podría constituir una contribución "útil" para aplicar una PEV "reforzada" que permitiera "a todas las partes" reforzar la cooperación, la solidaridad y la confianza mutua, así como contribuir a solucionar conflictos enfrascados.

Asimismo, el informe aprobado hoy en Estrasburgo concluye que "hay que buscar soluciones a las constantes violaciones de los Derechos Humanos, como las ejecuciones y penas de muerte que persisten en Bielorrusia" que, recalca, es el "último país europeo en el que se dictan condenas de este tipo".

En cuanto a los países del Este de la PEV, la Eurocámara se muestra a favor de "reforzar" la UE las relaciones con ellos, especialmente con los países del Asia central. Destacaron a Kazajistán "país que desempeña un papel en la región desde el punto de vista político, económico y energético" con sus "peculiares y seculares estructuras multiétnicas" como "primer ejemplo" de lo que debería ser una relación reforzada entre esos países y la UE.