La UE prepara reunión con la OEA antes de final de año para tratar la crisis venezolana

Federica Mogherini
REUTERS / PIROSCHKA VAN DE WOUW
Publicado 30/10/2018 15:39:28CET

BRUSELAS, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea está preparando la próxima reunión con la Organización de Estados Americanos (OEA) para abordar la crisis venezolana "antes de que finalice el año en Washington", ha avanzado la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini.

"El Servicio Europeo de Acción Exterior mantiene contactos frecuentes con la Organización de los Estados Americanos (OEA) y está estudiando las fechas para el próximo diálogo político con la OEA que tendrá lugar antes de que finalice el año, en Washington", ha informado Mogherini en una respuesta parlamentaria a la eurodiputada liberal independiente Beatriz Becerra, para conocer cómo la UE está cooperando con la OEA para resolver la crisis humanitaria y política en Venezuela.

Mogherini avanzó el pasado 15 de octubre la intención de la Unión Europea de explorar la creación de un grupo de contacto para Venezuela para tratar de crear las condiciones de cara a retomar un proceso político entre el Gobierno de Caracas y la oposición, dejando claro que no se trataba de ninguna mediación y que se cooperaría con países regionales y actores internacionales.

Eso sí, dejó claro que el bloque no rebajaría las sanciones al régimen de Nicolás Maduro, que los 28, a nivel de embajadores, pactaron renovar durante un año más la semana pasada. Un total de 18 altos cargos venezolanos tienen sus bienes en Europa congelados y prohibida su entrada en la Unión, que también ha impuesto un embargo de armas y de equipos susceptibles de ser utilizados para la represión interna.

La Unión Europea está igualmente preocupada por la situación humanitaria sobre el terreno y su impacto en los países vecinos, a los que han huido más de dos millones de venezolanos.

En su respuesta parlamentaria, Mogherini incide en la gran preocupación de la Unión "por el agravamiento de la crisis en Venezuela y por el creciente número de venezolanos que huyen a los países vecinos y a otros más alejados", algo que "está causando problemas a los países de acogida y a la estabilidad regional".

La Unión anunció un paquete de ayuda de 35 millones de euros para asistir a la población "vulnerable" en Venezuela pero también para paliar "los efectos indirectos de la crisis en la región" por la huida de miles de venezolanos a los países vecinos.

En la reunión de alto nivel del 25 de septiembre sobre la crisis venezolana, organizada por Colombia, Perú y Canadá, en los márgenes de la Asamblea General de la ONU, Mogherini defendió la disposición de la Unión de "ampliar" su cooperación con la región, especialmente para ofrecer las "experiencias" europeas en el plano migratorio, tras recordar que Venezuela es "una crisis regional y global, que requiere respuestas regionales y globales".

La jefa de la diplomacia europea ya respaldó la propuesta de crear una plataforma de coordinación regional "como un paso positivo para sincronizar las actividades, acordar una división clara de responsabilidades y definir una estrategia común" para resolver la crisis sobre el terreno.