. Uganda bloquea las redes sociales con motivo de la toma de posesión del presidente Museveni
Publicado 12/05/2016 12:18

Uganda bloquea las redes sociales con motivo de la toma de posesión del presidente Museveni

El presidente de Uganda, Yoweri Museveni
JAMES AKENA / REUTERS


KAMPALA, 12 May. (Reuters/EP) -

Las autoridades de Uganda han bloqueado este jueves diversas redes sociales, incluidas Twitter, Facebook y Whatsapp, con motivo de la toma de posesión del presidente Yoweri Museveni, cuya reelección ha provocado manifestaciones en la capital del país y que ya ha jurado su cargo.

Museveni, de 71 años, ganó las elecciones en febrero con un 60 por ciento de los votos a favor, lo que le ha permitido acceder a otra legislatura, que se suma a los 30 años que lleva en el poder. Los partidos opositores, por su parte, han denunciado irregularidades y se han producido manifestaciones en diferentes puntos de Kampala, donde los enfrentamientos con la Policía se han saldado con la detención de decenas de manifestantes.

Este miércoles, la Policía arrestó al líder opositor Kizza Besigye, cuyo partido, Foro por el Cambio Diplomático, obtuvo un 35 por ciento de los votos en los últimos comicios. Besigye ha estado bajo arresto domiciliario de forma intermitente desde entonces.

Godfrey Mutabazi, director ejecutivo de la regulación de telecomunicaciones, ha indicado que las agencias de seguridad han pedido el cierre temporal de las redes sociales como "medida para limitar la posibilidad de que se produzca un atentado ante la llegada de diferentes mandatarios".

En los días previos las autoridades han desplegado en las calles de Kampala más patrullas de seguridad, lo que supone una mayor presencia militar y policial. El bloqueo de las redes sociales durante la votación y después de que ésta finalizara ha sido criticado por Estados Unidos y diversos grupos de defensa de los Derechos Humanos, quienes han destacado que esta acción ha socavado la integridad del proceso.

Los observadores internacionales de la Unión Europea han manifestado que los comicios se han producido en una atmósfera de carácter intimidatorio en un contexto político de falta de independencia y transparencia por parte del órgano electoral. La Policía ugandesa ha establecido que las elecciones se han producido de forma libre y justa, y niega que se haya restringido la libertad de expresión. El Gobierno, además, ha prohibido a las televisiones o radios cubrir las manifestaciones.

La oposición a Museveni es mayor en grupos jóvenes que viven en áreas urbanas, donde la frustración ha aumentado ante el incremento el desempleo, el repunte de la corrupción y la disminución de los servicios públicos.

Museveni ha sido acreditado de restablecer el orden tras años de Gobierno caótico con su llegada al poder en 1986. La economía ha crecido, pero los expertos sostienen que el presidente ha fracasado en el intento de cubrir las necesidades de la población, que siguen aumentando. Las voces opositoras también se quejan de la falta de voluntad política para acabar con la corrupción y de la represión contra aquellos que no sean adeptos al Gobierno.