29 de marzo de 2020
 
Actualizado 21/12/2007 20:33:58 CET

Uganda.- MSF denuncia que los supervivientes del brote de Ebola están siendo rechazados en sus comunidades en Uganda

KAMPALA, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los habitantes del distrito de Bundibugyo, el más afectado por el brote de Ebola que se ha cobrado al menos 35 muertos en las últimas semanas, están rechazando a los supervivientes de esta fiebre hemorrágica que han sido dados de alta de los centros médicos cercanos, según informa hoy el diario 'Monitor'.

Según Médicos Sin Fronteras, cuya sección suiza ha estado dirigiendo los centros de aislamiento para el tratamiento de los pacientes de Ebola en Bundibugyo y Kikyo, la resistencia de las comunidades a acoger a los enfermos que ya se han curado está incrementando el estigma que estos sufren.

"Cuando llevamos a los supervivientes a casa, la gente sólo les acepta temporalmente cuando estamos presentes", explicó la doctora Esther Sterk, que ha participado en la gestión del brote de Ebola en el hospital de Bundibugyo desde el pasado 5 de diciembre, citada por 'Monitor'.

"Sin embargo, nuestro seguimiento muestra que la gente les rechaza", añadió, precisando que solo los familiares de uno de los enfermos que se ha recuperado le acogieron.

Por su parte, el doctor Sam Okware, comisario de los servicios comunitariosdel Ministerio de Sanidad, indicó que el Gobierno ha enviado a un psicólogo para que analice la situación en varias localidades del distrito de Bundibugyo y recomiende el mejor modo de acabar con el estigma que sufren los supervivientes del Ebola.

El martes pasado, las autoridades sanitarias de Uganda aseguraron que el brote de Ebola ya estaba bajo control, aunque expresaron su preocupación por que la enfermedad pueda resurgir en la vecina República Democrática del Congo (RDC).

El ministro de Sanidad, Emmanuel Otaala, tranquilizó a la población facilitando datos que reflejan el descenso de casos en los últimos días. Desde el jueves de la pasada semana, sólo tres nuevos casos han llegado al conocimiento del Gobierno, indicó.

De los 127 casos registrados en el brote de Ébola, 35 han resultado en muertes, cinco de las cuales han sido de trabajadores sanitarios. Otras 39 personas, incluidas seis que colaboraban en la erradicación de la enfermedad, han sido dadas de alta al recuperarse completamente, según los datos revelados el martes.

El Ébola es un viejo conocido de la zona, ya que la enfermedad se descubrió en 1976 en la región occidental de Kasai, en RDC. En el año 2000 un brote parecido al actual mató a 170 personas en el norte de Uganda.