Actualizado 24/03/2007 21:35 CET

Ulster.- El Sinn Fein emplaza a Londres a no conceder el aplazamiento del ultimátum que piden los protestantes

BELFAST, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

El líder del Sinn Fein, Gerry Adams, afirmó hoy que el Gobierno de Reino Unido debe mantenerse firme, ceñirse al plazo límite para la formación de un Gobierno de coalición para el Ulster entre católicos y protestantes que se cumple mañana lunes y no ceder a la petición del principal partido protestante, el Partido Democrático Unionista (DUP), que solicitó hoy ampliar hasta mayo este plazo.

"Habrá una gran decepción y consternación por el fracaso de los líderes del DUP y sus esfuerzos para frustrar la voluntad del pueblo", declaró el máximo dirigente del partido católico más votado de Irlanda del Norte, según informa la BBC.

La ejecutiva del DUP, compuesta por 120 de sus dirigentes, aprobó hoy por abrumadora mayoría una moción según la cual se comprometería a formar un Gobierno de coalición con el Sinn Fein en mayo a cambio de la ampliación de este plazo. Sin embargo, el Gobierno mantiene que disolverá el recién elegido Parlamento del Ulster el próximo lunes si no se llega a un acuerdo y se hacen públicos los nombres de los candidatos a las distintas carteras departamentales.

El líder del DUP, el reverendo Ian Paisley, explicó que sólo se daría a conocer el contenido concreto de la moción una vez concluyan las negociaciones con el Gobierno de Londres. "El pueblo del Ulster será persuadido, pero no forzado", se limitó a comentar el reverendo Paisley al término de la reunión. El texto, además, plasma el compromiso de que Paisley se reúna con Adams a principios de la semana que viene en el marco del comité para el Programa de Gobierno.

El Parlamento de Stormont se encuentra disuelto y la autonomía suspendida desde que en octubre de 2002 surgiera un escándalo por las presuntas escuchas de una red de espionaje del IRA en la sede del legislativo norirlandés.

Mientras, prosigue la violencia en algunas partes de la región. Hombres y jóvenes católicos lanzaron más de una decena de cócteles 'molovtov' contra la comisaría de Policía de Crossmaglen en la mañana de hoy. El ataque provocó daños materiales, pero ningún herido, según informó la agencia AP.

En la noche de ayer, otro grupo de católicos apedreó a varios detectives de la Policía norirlandesa que investigaban la muerte a golpes del dueño de un pub de la ciudad de Lurgan.