Publicado 11/01/2022 20:00CET

UNICEF condena la muerte de al menos cuatro niños en la escalada del conflicto en Birmania

Protestas contra la junta militar brimana en Yangon, la capital del país.
Protestas contra la junta militar brimana en Yangon, la capital del país. - HKUN LAT/GETTY IMAGES

MADRID, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha condenado este martes la muerte de al menos cuatro niños, y la mutilación de muchos más, durante la escalada del conflicto en Birmania, donde la situación se recrudeció la semana pasada.

La directora regional de UNICEF para Asia Oriental y el Pacífico, Debora Comini, ha detallado en un comunicado que el 8 de enero se descubrió el cuerpo de un niño de 13 años en Matupi, en el estado de Chin, mientras que una niña de 12 años y un niño de 16 resultaron heridos con armas pesadas en Loikaw, en el estado de Kayah, tras intensos ataques aéreos y ataques con morteros.

El mismo día, una niña de 7 años resultó herida por disparos de armas pesadas en Hpa An, estado de Kayin. Además, el 7 de enero, un niño de 14 años y dos de 17 recibieron disparos mortales en el municipio de Dawei, en la región de Tanintharyi. El 5 de enero, dos niñas de uno y cuatro años resultaron heridas por fuego de artillería en Namkham, en el estado de Shan.

En este contexto, la agencia de Naciones Unidas, que ha trasladado su "más sentido pésame" a las familias de los fallecidos, ha mostrado su "profunda preocupación" por la escalada del conflicto en Birmania, al tiempo que ha condenado el uso de ataques aéreos y armamento pesado en zonas civiles. "Estamos especialmente indignados por los ataques contra niños que se han producido durante esta escalada de los combates en todo el país", ha aseverado UNICEF.

Así, ha instado a las partes en conflicto a "tratar la protección de los niños como una prioridad principal" y "tomar todas las medidas necesarias para garantizar que los niños se mantengan alejados de los combates y que no se ataque a las comunidades". "Así lo exigen el Derecho Internacional Humanitario y la Convención sobre los Derechos del Niño, de la que Birmania es firmante", ha agregado.

Asimismo, UNICEF ha reclamado "medidas urgentes" para garantizar una investigación independiente de estos incidentes, de modo que los responsables puedan rendir cuentas.

Al menos 2.380 militares de la junta birmana han muerto y otros 600 han resultado heridos en un repunte de los combates registrados durante el último mes en el país, que se encuentra sumido en una grave crisis desde el golpe de Estado de febrero de 2021.

Según informaciones del Gobierno de Unidad Nacional --el Ejecutivo creado de forma paralela para ejercer oposición frente a la junta militar--, entre el 7 de diciembre y el 6 de enero de este año se han realizado más de un millar de ataques contra las fuerzas birmanas en todo el país, excepto en el estado de Rajine.

Contador

Para leer más