Publicado 05/05/2015 07:12CET

La UNISFA arrestó en Abyei a un hombre que se identificó como un oficial de la Inteligencia sudanesa

NUEVA YORK, 5 May. (Reuters/EP) -

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha revelado en su último informe sobre la situación en la región de Abyei, en disputa entre Sudán y Sudán del Sur, que los 'cascos azules' desplegados en la zona detuvieron el mes pasado a un hombre que aseguró ser un oficial de los servicios de Inteligencia sudaneses.

El estatus de Abyei quedó en suspenso cuando Sudán del Sur declaró su independencia en 2011, y continúa siendo uno de los principales focos de conflicto entre ambos países por su importancia geoestratégica y sus reservas energéticas.

Según el informe de Ban ante el Consejo de Seguridad, los 'cascos azules' de la Fuerza Provisional de Seguridad de las Naciones Unidas para Abyei (UNISFA) arrestaron a un hombre el 2 de marzo tras un ataque contra la localidad de Marial Achak por parte de un centenar de integrantes de la comunidad misseriya.

El ataque se saldó con tres muertos, cuatro niños secuestrados y 24 viviendas destruidas, tras lo que la misión "respondió e interceptó a los hombres armados cuando huían hacia el norte". Tras un tiroteo, los 'cascos azules' capturaron a ocho hombres armados y se incautaron cinco ametralladoras, munición, tres motocicletas y una radio.

"Entre los detenidos estaba un oficial de logística de la milicia local Tora Bora y un individuo que se identificó como un oficial de Inteligencia de las Fuerzas Armadas de Sudán", ha agregado Ban.

En su informe, ha destacado que el Gobierno sudanés negó que alguno de sus oficiales participara en el ataque, que achacó a un grupo rebelde. El 'número dos' de la legación diplomática sudanesa ante la ONU, Hasán Hamid Hasán, ha dicho que las acusaciones "no son ciertas".

En caso de confirmarse, la presencia de un oficial sudanés en las filas de la milicia podría sugerir que Jartum respalda a elementos armados en Abyei para coordinar ataques. Por ello, Ban a pedido a ambos países que garanticen que las fuerzas aliadas a sus Ejércitos permanezcan fuera de la zona.

Para leer más