Actualizado 23/09/2007 18:06 CET

Vaticano.- El Papa denuncia el "paradigma basado en los beneficios" que predomina en la sociedad moderna

CASTEL GANDOLFO (ITALIA), 23 Sep. (EP/AP) -

El papa Benedicto XVI criticó hoy el "paradigma basado en los beneficios" que marca el ritmo de la sociedad moderna, advirtiendo de que el dinero es capaz de convertir a las personas en "egoístas ciegos" y animó a los ricos a compartir sus posesiones con los pobres, durante su homilía semanal en su residencia del Palacio de Castel Gandolfo.

Benedicto XVI afirmó que "si bien el dinero en sí no es deshonesto", acapararlo supone acercar al hombre a una "ceguera egoísta". Solicitó además "la conversión" de los bienes económicos, evitando el "interés personal" para pensar en las necesidades de los pobres, "tal y como lo hacía Jesucristo", apuntó.

La justicia económica y social es un aspecto que el Papa ha tratado en su segunda encíclica, de próxima publicación, al igual que lo hizo su antecesor, Juan Pablo II, en su obra "Centesiumus Annus".

Benedicto advirtió además que "el capitalismo no debería ser el único modelo válido de una estructura económica", dado que "el hambre en el mundo está revelando de forma cada vez más patente que el paradigma basado en los beneficios incrementa la desproporción de ricos y pobres".