Publicado 13/01/2015 23:19CET

Venezuela carga contra Chile por su intento de mediar en la crisis política

CARACAS, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Nicolás Maduro ha rechazado este martes el intento de mediación de Chile para solucionar la crisis política que se desató hace casi un año, recordando al Ejecutivo de Michelle Bachelet que Venezuela no es un país "tutelado" por terceros.

El Ministerio de Exteriores venezolano se ha hecho eco de las declaraciones realizadas este martes por el canciller chileno, Heraldo Muñoz, quien se ha ofrecido a "hacer gestiones" para que el país vecino "encuentre el camino del diálogo".

"Es preciso recordar al canciller chileno que Venezuela es un país libre, soberano e independiente y, por tanto, no tutelado ni monitoreado por país u organismo internacional alguno", ha dicho el Ministerio de Exteriores en un comunicado.

En ese sentido, ha aclarado "enfáticamente" que Venezuela "no ha solicitado ni por vía pública ni diplomática la intervención en sus asuntos internos" y que tampoco avala "la participación extraterritorial de ningún funcionario o Gobierno extranjero en la dinámica política nacional".

Así, ha hecho un llamamiento a Muñoz "para que se abstenga de opinar sobre asuntos internos de Venezuela" y ha exigido, a través de su embajador en Caracas, "la explicación correspondiente sobre el tenor y extensión de sus declaraciones".

La crisis política en Venezuela se desató el pasado 12 de febrero, cuando miles de personas se manifestaron en Caracas a favor y en contra del Gobierno de Maduro, dando lugar a unos enfrentamientos que se extendieron a otras ciudades y se prolongaron durante meses, dejando 43 muertos, cientos de heridos y miles de detenidos.

Importantes líderes opositores, como el jefe de Voluntad Popular, Leopoldo López, han sido detenidos, encarcelados y acusados de delitos contra el Estado por, supuestamente, avivar la violencia callejera para derrocar al Gobierno.