Actualizado 28/06/2007 20:46 CET

Venezuela.- Chávez aclara que comprar armas a Rusia es una decisión soberana y la Duma le niega intervenir en la sesión

MOSCÚ, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, quien se encuentra de visita oficial en Rusia, aclaró hoy que la decisión de su Gobierno de comprarle equipos militares a este país es "soberana" y aseguró que las criticas del "imperio norteamericano" sobre este tema es una muestra de su "cinismo" porque el Gobierno de George W. Bush "quiere ser dueño de todo el mundo".

Así, destacó que Estados Unidos cuestiona esta acción porque "ellos quieren decidir qué país compra y no compra" armamento, razón por la que Bush siempre intentó que Venezuela no estableciera convenios de este tipo "con ningún país del mundo".

"Estados Unidos pretende que Venezuela se desarme y se quede indefensa para ellos agredirnos como y cuando les venga en gana: esa es una prueba más de los planes imperialistas contra nuestro país", dijo Chávez en un encuentro con periodistas en Moscú.

En este sentido, agradeció la cooperación técnico-científica del Gobierno de Vladimir Putin para la adquisición de equipos militares, como los aviones Sukhoi y helicópteros, porque gracias a convenios como estos "Venezuela avanza en el proceso de dotación de material defensivo para resguardar el territorio y la soberanía nacional".

Asimismo, insistió en que Venezuela es un país "totalmente pacífico y soberano, que dejó de ser colonia del imperio para emerger con la mayor libertad y soberanía", al resaltar que la prioridad de su visita "es la cultura, las ideas y el acercamiento humano, político, tecnológico, energético y también militar".

Chávez inauguró hoy un centro cultural en la capital rusa con el nombre de Simón Bolívar (principal líder de la independencia venezolana), donde ofreció un discurso en el que instó a la audiencia a seguir venerando la memoria de Vladimir Lenin y de aquellas figuras vinculadas con el anti imperialismo.

Por otro lado, la cámara baja del Parlamento ruso (Duma) le negó de manera inesperada a Chávez el permiso para hablar en una sesión plenaria, lo que de alguna manera desestabilizó los planes que tenía el mandatario venezolano en su gira por la antigua Unión Soviética.

Durante esta visita a Rusia, se espera que Chávez tenga una cena informal con Putin y una conversación con líderes parlamentarios rusos en un pequeño salón, pese a que su intención era hacerlo en una sesión en la que estuviesen presentes todos los legisladores.

La decisión de negar a Chávez esta posibilidad pudo venir directamente del Kremlin, a fin de evitar una situación difícil por parte del mandatario venezolano, ya que en los próximos días Putin deberá reunirse con Bush en territorio ruso, informó AP.

"Al aparecer, el Kremlin no desea irritar a la Casa Blanca en vísperas de la reunión en Kennebunkport", señaló hoy el periódico financiero moscovita 'Kommersant'.

Mañana Chávez, dentro de su gira por Europa del este y Oriente Medio, estará en Bielorrusia para concretar la compra de un sistema de defensa aéreo equipado con radar y misiles antiaéreos. Posteriormente, viajará a Teherán para reunirse con el presidente Mahmud Ahmadinejad.