Venezuela.- La Inteligencia Militar intenta allanar la sede del Comando Nacional de la Resistencia, opositor a Chávez

Actualizado 15/03/2007 22:25:21 CET

CARACAS, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Dirección de Inteligencia Militar (DIM) intentó allanar hoy la sede del Comando Nacional de la Resistencia (CNR), grupo opositor al Gobierno del presidente de Venezuela, Hugo Chávez. Hasta el momento no se conocen las causas, pero miembros del comando informaron que al edificio entraron unos 30 uniformados que pretendían inspeccionar todas las áreas y revisar la documentación.

El miembro principal del CNR, Oscar Pérez, declaró a los medios locales que la DIM se apareció en el sitio a las 9.00 de la mañana (14.00 hora española) "con una orden de allanamiento emanada del Tribunal Primero de Control Militar bajo supuesta una investigación de delitos contra la seguridad de la nación".

No obstante, señaló que los abogados del comando evitaron que se cumpliera la requisa en las instalaciones alegando que sin la presencia de un fiscal militar no se puede proceder a realizar este tipo de acciones judiciales.

Así, Pérez expresó que este hecho despertó suspicacias en la opinión pública porque el allanamiento se hace justo el día en que la oposición venezolana tenía programa una manifestación en contra del cierre de la cadena 'Radio Caracas Televisión' que Gobierno ordenó una vez que le caduque la licencia de transmisión.

Otro de los miembros del CNR y jefe del partido opositor Alianza Bravo Pueblo (ABP), Antonio Ledezma, denunció el "hostigamiento" por parte del presidente Chávez al que son sometidos constantemente y aseguró que este grupo opositor "no tiene nada que ocultar" porque "no estamos conspirando".

Ledezma explicó que las oficinas están a nombre del Círculo de Estudios Políticos y Sociales (CEPE) que dirige desde el año 1995, pero que también sirven de sede para el partido ABP y el CNR. Ambos grupos políticos son reconocidos como fuertes adversarios del Gobierno actual por su participación activa en concentraciones y actividades en contra de Chávez.

"Para este Gobierno es una irregularidad protestar por los derechos sociales, es un delito disentir" expresó al destacar que se trata de una venganza en contra de las personas que formaban parte de los partidos oficialistas y que ahora se han sumado al CNR. "No ocultamos nada, no trabajamos en la sombra sino de cara al sol como todo el mundo ve", expresó.