Actualizado 08/12/2008 08:09 CET

El 70% de los empresarios canarios confía en mantener sus plantillas, a pesar de la crisis crediticia

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

A pesar de las grandes dificultades que están atravesando los empresarios del archipiélago para obtener créditos y financiación, más de un 70 por ciento confía en que, en los próximos seis meses, mantendrá el número de empleados, si bien reconocen que el acceso a la financiación se ha convertido en "un verdadero problema" para más del 52 por ciento de las empresas del Archipiélago, un porcentaje que baja al 28 por ciento en el caso de las compañías nacionales.

Así se refleja en el Panel de Financiación elaborado por el Servicio de Estudios Económicos de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Santa Cruz de Tenerife. Una encuesta, en la que han participado más de 1.175 empresas canarias, y en la que se analiza cuáles son las principales causas que originan la falta de liquidez de los negocios y su incidencia en el desarrollo de la actividad y en cada uno de los sectores económicos de Canarias.

El fuerte retroceso del consumo, la falta de pago de los clientes, la escasez de fondos propios o el retraso en los pagos por parte de las administraciones figuran entre los principales factores que están asfixiando a las pymes canarias.

La encuesta precisa que el comercio y la construcción son los que han encontrado mayores dificultades de financiación afectando sobre todo, a la cifra de negocios y a los beneficios empresariales. El 60 por ciento de los comerciantes y de los constructores de las islas manifiesta que su acceso a la financiación es cada vez más complicado frente al 27,1 por ciento y al 42 por ciento respectivamente del resto del país.

En los últimos doce meses ningún sector "se ha librado de la sequía monetaria que también la han vivido con más intensidad en Canarias que en el resto del Estado", valoró la cámara tinerfeña.

La hostelería se coloca como el tercer sector más afectado en el déficit financiero. Concretamente, más de la mitad del empresariado encuestado manifiesta la dureza de la escasez de fondos para el desarrollo de su actividad. Un porcentaje que a nivel nacional apenas llega al 20 por ciento. El comportamiento del sector industrial y del resto de servicios es más moderado en este aspecto. El 60 por ciento de los industriales canarios afirman no padecer los rigores de la crisis en cuanto al "tijeretazo" financiero. A pesar de las ayudas que el Estado ha derivado hacia la banca, la economía real "sigue sin percibir" la inyección de fondos.

Así, el presidente de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, Ignacio González Martín, afirmó que "cada vez son más las empresas que lamentan la falta de oxígeno financiero para desarrollar los pequeños negocios, empresas a las que les aconsejamos que optimicen al máximo sus movimientos y planificación para no verse arrollados por la crisis".

Añadió que "en una situación como la actual es vital que las políticas de respaldo que el Gobierno ha adoptado para mejorar la liquidez y la seguridad de nuestro sistema financiero se traduzcan en un estímulo a la inversión empresarial que frene el preocupante nivel de desempleo que registran las Islas".

El presidente de la Cámara advirtió que "si las empresas no consiguen liquidez y se aceleran los despidos y los cierres de empresas, las entidades financieras tendrán que hacer frente a corto plazo a un preocupante aumento de la morosidad.".

Según la encuesta de la Cámara de Comercio, el impacto que el estrangulamiento de la financiación está provocando en las empresas del Archipiélago se va a seguir notando especialmente en su cuenta de resultados. Para más del 50% de empresariado la cifra de negocios y los beneficios empresariales se verán especialmente mermados a lo largo de 2009 y casi para el 40% las dificultades de financiación les hará imposible mantener sus niveles de inversión.

A pesar de las graves dificultades financieras, la nota positiva de la encuesta viene de la mano del 70% del empresariado que afirma que mantendrá intacta su plantilla. Apenas un 1% tiene calculado aumentar los recursos humanos de su empresa, mientras cerca del 29% podría plantearse la posibilidad de reducir su personal.

PRINCIPALES PROBLEMAS DE FINANCIACIÓN EN LA EMPRESA

Los empresarios canarios y los peninsulares sufren de la misma manera el retraso en los pagos de la Administración pública, un factor que aunque es importante para inyectar liquidez a la empresa, no ocupa los primeros puestos del ranking de causas que generan la falta de financiación.

El fuerte estancamiento de la actividad, con una importante caída del consumo en los últimos meses, se sitúa como el principal desencadenante de la carencia financiera, seguida de los impagos y la escasez de fondos propios o agotamiento de las reservas. Sólo un 22% no señala problemas de financiación en el desarrollo habitual de su actividad.

La escasez de liquidez derivada del estancamiento de la actividad es el principal problema al que se enfrentan las empresas en materia de financiación, con un porcentaje de respuesta del 51,3% frente a un 42% nacional.

El segundo motivo con mayor incidencia en las dificultades de financiación es el referido a los problemas de liquidez derivados por la falta de pago de los clientes (38,6%), seguido por la escasez de fondos propios o agotamiento de reservas (36,7%).

En este sentido, el presidente de la Cámara alerta sobre el incremento de la morosidad. "De poco te sirve vender si no te pagan. A causa de las dificultades de financiación se está produciendo un incremento muy importante de la morosidad, lo cual supone soportar nuevos costes que pueden llegar a comprometer seriamente la actividad de la empresa. La morosidad tiene un efecto arrastre en cascada".

Otro de los datos que recoge el Panel de Financiación de las Cámaras de Comercio es que más del 32% de las empresas muestran dificultades para acceder a la financiación externa, ya sea por lo elevado de los intereses o por el endurecimiento de las condiciones que exigen las instituciones financieras.

EFECTOS

La cifra de negocios de las empresas y, sobre todo, sus beneficios, serán las principales variables empresariales afectadas negativamente por las dificultades de acceso a la financiación durante los próximos doce meses. Unos impactos negativos que alcanzarán a la mitad de las empresas de nuestro archipiélago.

Los peligros de financiación de las empresas canarias se dejan sentir de manera importante, y con mucha más intensidad que para el conjunto de empresas españolas, en sus previsiones de inversión. Efecto que se posiciona como del tercero más importante (reducción de -34,2 puntos) de los valorados.

Las empresas esperan incrementos en su tasa de morosidad, además de sostener un aumento en las dificultades de liquidez para hacer frente a sus obligaciones con proveedores y acreedores y, en menor medida, para poder sostener sus actuales niveles de empleo (-27,9 puntos frente a un nivel de respuesta medio nacional de -15,4).