Los accesos a la playa de El Confital, en Las Palmas de Gran Canaria, se cierran para la retirada de piedras

Publicado 11/08/2015 17:23:37CET
Cierran los accesos a la playa de El Confital
CEDIDA

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha cerrado este martes, desde las 07.00 y hasta las 19.00 horas, todos los accesos, tanto peatonales como de tráfico rodado, a la playa y el paraje de El Confital para los trabajos que el Cabildo de Gran Canaria realizará de retirada y de forzar la caída, de manera controlada, de las rocas de gran tamaño que quedaron en una "grave situación de inestabilidad" tras el derrumbe del pasado 21 de julio.

Estos cierres se prolongarán los días 12 y 13 de julio, según informó el Ayuntamiento en nota de prensa. Ante el inicio de estos trabajos el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, ha visitado este martes la zona junto al consejero de Cultura y Patrimonio del Cabildo, Carlos Ruiz, y la concejal de Fomento y Servicios Públicos, Inmaculada Medina, así como con el edil de Ciudad de Mar, José Eduardo Ramírez.

El alcalde explicó que se van a cerrar "por completo" los accesos a El Confital mientras duren estos trabajos porque tienen "un componente de peligrosidad importante", ya que en este proceso los trabajadores del Cabildo "van a forzar la caída de piedras hasta la zona de costa y eso hace imposible garantizar la seguridad a los viandantes".

Por ello, explicó, se ha desplegado a varios agentes de la Policía Local en los accesos para que impidan el paso hasta el área afectada por estos trabajos. Hidalgo ha incidido en la necesidad de que los usuarios habituales de la playa de El Confital "sean respetuosos" con las zonas acotadas y con los avisos de prohibición de paso, así como a las indicaciones de los agentes de la Policía Local.

"Quiero pedir máxima paciencia a todos los ciudadanos que sé que les gusta disfrutar de esta playa, y más ahora en agosto, pero para disfrutar de ella con toda las garantías es necesario hacer estos trabajos que comienzan hoy", resaltó.

De todos modos, avanzó que una vez terminen estos trabajos --jueves, 13 de julio-- se mantendrá la restricción de paso al área de 20.000 metros cuadrados junto a la playa, en la que cayeron las piedras del derrumbe de julio pasado.

Añadió que las vallas seguirán en la playa hasta que "no se acometa una segunda fase de trabajos para garantizar que no caigan más rocas" hacia la costa. Por ello, insistió en la necesidad de "cordura y la máxima colaboración" por parte de los bañistas o deportistas que se acerquen a El Confital a partir del viernes en cuanto a respetar ese perímetro porque "aún es imposible garantizar" la seguridad total de la zona y la de los vecinos.

En cuanto a la segunda fase en El Confital y el yacimiento de la Cueva de los Canarios, avanzó que comenzará "en breve" con el objetivo de que en el plazo aproximado de un mes se puedan retirar "todas" la vallas y restricciones de acceso a la zona de playa.

Al respecto, el consejero insular Carlos Ruiz indicó que esta actuación "de hoy servirá para marcar, en una segunda fase, la realización de un informe diagnóstico o estudio más detallado del conjunto que determine si la instalación de las mallas metálicas articuladas (similares a las ubicadas en la carretera de La Calzada o en la de La Aldea para prevenir los desprendimientos) puede ser la solución definitiva".

Añadió que el conjunto de cuevas, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de Zona Arqueológica en 2009, "no se había visto afectado" por el pasado derrumbe.

Por último, se indicó que serán varios técnicos de la empresa Geobrugg, especializada en trabajos verticales, conservación y saneamiento de taludes y laderas en terrenos complicados, trabajarán hasta el jueves en la eliminación de las piedras de pequeño y mediano tamaño que sobresalgan en la cornisa y alero donde se localiza una parte de las cuevas y graneros del yacimiento de la Cueva de Los Canarios. Además, se saneará la mencionada ladera para "deshacer y forzar la caída" de los elementos rocosos que presenten "más inestabilidad y peligrosidad".

El Cabildo de Gran Canaria costeará estos trabajos de limpieza y saneamiento por 8.560 euros.