Ayuntamientos de Tenerife recuerdan al Gobierno de España que sin fondos sólo son "el paño de lágrimas del vecino"

Actualizado 02/09/2008 22:21:08 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

El anuncio del Ministro de Economía, Pedro Solbes, de un posible recorte en los presupuestos de 2009 a los ayuntamientos no ha dejado indiferente a los consistorios de la isla que han criticado no sólo que no se ha resuelto aún la financiación de los ayuntamientos, sino el incremento de competencias, así como la vinculación directa existente con el vecino al que prestan servicio, subrayando que sin fondos sólo son "el paño de lágrimas del vecino".

Así lo sintetizaba el alcalde de Güímar, Rafael Yanes, quien señalaba que la financiación municipal es la "hermana pobre de la democracia", explicando que los cabildos son los que tienen el dinero, pero los que "estamos cara a cara con los vecinos somos los ayuntamientos".

De este misma manera, se pronunciaba la alcaldesa de Granadilla, Carmen Nieves Gaspar, quien además acusó al Gobierno de España de "derrochar el dinero de forma electoralista". En este sentido, recordó que se han repartido 400 euros "a personas que no los necesitaban como una promesa electoral y ahora se recorta los presupuestos a los municipios". "Este gobierno se comporta como si fuéramos nuevos ricos", manifestó rotunda.

Gáspar recordó que los ayuntamientos asumen competencias en forma de respuesta a la demanda del vecino y que "no siempre son complementadas por parte de quienes tienen las competencias reales".

Apuntó que si bien es cierto que "en momentos de crisis se debe ser austero, también se precisa de una gestión adecuada y dar una mayor cobertura a la gestión local". Puntualizó que su corporación ha trabajado en ese modelo, pero "siguen sin resolver nuestra financiación". La alcaldesa de La Laguna, Ana Oramas, también mostró su disconformidad con la propuesta confiando en que la propuesta de Solbes "no sea verdad". "Como alcaldesa y diputada, confío en que no sea cierto porque tanto Rodríguez Zapatero, Fernández de la Vega como Solbes dijeron que paralelo a la nueva financiación de las comunidades autónomas iría la de los ayuntamientos. Habría que empezar conversaciones, que oficialmente no han comenzado. Sólo ha habido un esbozo". Explicó la primera edil de La Laguna.

Como muchos de sus compañeros municipales, expuso que "en una situación económica de crisis, donde primero toca ésta es a la puerta de los ayuntamientos que es donde van los ciudadanos. Por ello, no podemos asumir una reducción del presupuesto. Tendremos todos que apretarnos el cinturón: ayuntamientos, cabildos, comunidades y Gobierno central. Pero desde luego me parece increíble".

Opinión similar es la que aportó el alcalde de Tacoronte, Hermógenes Pérez, quien aseguró que el gobierno central no ha previsto la situación, "ni ha querido reconocer la realidad económica que se avecinaba". Insistió en que se podía haber evitado llegar a esta situación crítica.

El alcalde afirmó que esta coyuntura exige que se dé a los municipios lo que les corresponde, sobre todo teniendo en cuenta Canarias sufre más que otras comunidades por las consecuencias de la lejanía y la insularidad. Aseguró que los ayuntamientos "no tenemos porqué pagar la mala ejecución de proyectos financieros".

La concejal de Economía y Hacienda y alcaldesa accidental del municipio de Arona, Candelaria Padrón, reconoció que el anuncio no le gustaba nada ya que "cada vez tenemos más competencias, pero contamos con menos medios". Recordó que la situación de crisis "afecta a todos y lo que no puede ser es que se recorte en los ayuntamientos que es la administración con más proximidad al vecino".

En La Orotava, la valoración no es mejor y así el concejal de Economía Hacienda, Juan Doniz, explicó que "municipios como el nuestro que dependen más de los servicios han de mantener una serie de prestaciones y dar mejoras con el coste adecuado".

Explicó que trazando las primeras líneas sobre el presupuesto de 2009, se encuentran con una disminución de los ingresos del Régimen Económico y Fiscal por la disminución de los ingresos en las ventas por la crisis. "En un momento como este tampoco podemos presionar a los ciudadanos aumentando los impuestos, no puede ser que ahora también se reduzcan los ingresos presupuestarios del estado", precisó el concejal orotavense.

El alcalde de Vilaflor, Manuel Fumero, aseguró que municipios como el suyo dependen "mucho de los fondos y las subvenciones para mantener proyectos como la asistencia a mayores". Insistió que no se pueden cerrar las aportaciones porque "somos la primera puerta del vecino".

No obstante, valoró que la decisión del Gobierno de España no es "firme" y que en la última reunión celebrada con los municipios se habló de lo contrario "potenciar al máximo los presupuestos municipales para seguir asumiendo competencias".

EL PRIMERO EN HABLAR

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, Miguel Zerolo, fue el primero en hablar y ayer calificó de "injusto" el recorte de la financiación del Gobierno central a los Ayuntamientos de cara al 2009, mientras que fuentes municipales de la Corporación de la capital grancanaria asumieron la decisión y explicaron a Europa Press que se optará por realizar mejoras en la gestión de las distintas áreas.

Zerolo calificó de en declaraciones a Europa Press "sorprendente" el anuncio del ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, avanzado hoy por 'El País', sobre todo "porque cuando se habla de un recorte de la financiación no se habla sólo de los ayuntamientos, sino de los vecinos de los barrios que son los que van a pagar las consecuencias".

El alcalde santacruzero dijo, además, que es "injusto" que los fondos estatales para los ayuntamientos se reduzcan ahora "cuando son las administraciones locales las encargadas de prestar los servicios más perentorios". De seguir adelante con esta decisión se castigaría "a lo que menos tienen", sentenció.