Baltar relaciona la situación del HUC con su historia pero ensalza las medidas adoptadas desde su llegada

José Manuel Baltar
CEDIDA - Archivo
Publicado 26/09/2018 13:27:41CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Sanidad del Gobierno canario, José Manuel Baltar, ha relacionado este miércoles la situación del Hospital Universitario de Canarias (HUC), ubicado en la isla de Tenerife, con su historia, si bien resaltó las medidas adoptadas desde su llegada para intentar revertirla.

Baltar respondía así en el pleno del Parlamento de Canarias durante una comparecencia solicitada por el Grupo Socialista sobre la situación del HUC y en la que Baltar y el diputado socialista Gustavo Matos han ido elevando el tono en el transcurso del debate.

El consejero canario de Sanidad ha instado a Matos a hacer un "correcto diagnóstico" de la situación del HUC para evaluar las medidas que se van adoptando y las que se pretenden impulsar, al tiempo que recordó que el HUC es un centro "de 47 años que nace del Cabildo" y no será hasta el 1 de enero de 2009 cuando se integre en el Servicio Canario de Salud (SCS) con un presupuesto "por debajo de lo que es su gasto real de ese año".

Esto, admitió, ha hecho que el HUC arrastre "una crisis sobrevenida" en cuanto a la necesidad de ajustar los presupuestos, de ahí que apuntó que la situación "deficitaria" de la que partía el hospital "se agrava" con la crisis en España y los recortes presupuestarios.

Si bien, para destacar el trabajo que ha realizado su Consejería desde que llegó a la misma en sustitución del socialista Jesús Morera --que estuvo en el cargo 18 meses-- , expuso que en un año y medio han incrementado el personal en un 10,38 por ciento. En concreto, citó la contratación de 27 facultativos o 98 enfermeros, entre otros, para un hospital que tiene a más de 400.000 personas como población de referencia.

Asimismo defendió que el presupuesto para el HUC ha crecido en este tiempo 54 millones de euros porque, matizó, había que compensar déficits y consolidar un crecimiento de casi 30 millones de euros que "se ve reflejado en los presupuestos de 2018". Además, agregó, que hay inversiones en marcha por más de 5 millones de euros, y que la lista de espera quirúrgica ha bajado en más de 2.000 personas, situándose en algo más de 8.000.

De todos modos, reconoció que en el HUC "hay que hacer una doble acción", una a corto plazo para ir recuperando y otra a largo plazo, aunque admitió que se trata de un hospital "muy reactivo, con muchísima dificultad". Por ello, reconoció que estos resultados "no" les satisface pero, dijo, es una muestra de que "los esfuerzos que se están haciendo" se devuelve y resaltó el trabajo "encomiable" de los profesionales, al tiempo que agregó que es necesario pensar en el futuro.

"SITUACIÓN LÍMITE" DEL HUC

Sin embargo, el socialista Gustavo Matos ha insistido en que el HUC vive "una situación límite, con un personal saturado y con unas deficiencias graves" a pesar de ser un centro que "constituye un símbolo, un emblema del compromiso de Tenerife con su sanidad pública" que, añadió, fue financiado y pagado por los tinerfeños para después pasar a depender del Gobierno regional, "fue un símbolo de la sanidad pública de Canarias".

En este sentido, lamentó que "también es un símbolo de lo que ha sido la sanidad pública canaria en los últimos 30 años, donde han predominado las desviaciones" a la sanidad privada; "es un símbolo de la mala gestión de la sanidad pública canaria en Tenerife" y le pidió soluciones para resolver el problema del personal del HUC, a los que se deben horas.

Asimismo, acusó a Baltar de mentir con las listas de espera, al que dijo que "hace trampa" porque están citando a personas para el año 2021, al igual que apuntó que el consejero "miente con las contrataciones, las maquilla", porque se contrata para meses y después los profesionales se van.

"El hospital es tan deficiente, que está obsoleto hasta el cuadro eléctrico, no se puede conectar ni la resonancia --adquirida con el dinero donado por Amancio Ortega--. Esta es la realidad, no la cosa idílica que ha explicado (...) Solo se mantiene gracias al esfuerzo de los profesionales", apuntilló.

"LA HISTORIA DETERMINA EL PRESENTE"

En relación con la situación del HUC, el diputado de Nueva Canarias Román Rodríguez, también aludió a la historia del hospital indicando que "la historia determina el presente como casi todo en la vida. El uso que se ha hecho del hospital, los intereses, el poder de las élites médicas (...)".

Rodríguez añadió, en sede parlamentaria, que la integración del HUC "se hizo tarde y mal", por lo que "ahora se está pagando las consecuencias de esos retrasos, de esos intereses".

Por su parte, el diputado de Podemos Juan José Márquez consideró que se ha tenido tiempo para solucionar la situación del hospital, si bien apuntó que en la elaboración de los próximos presupuestos de la Comunidad Autónoma de Canarias se tiene "una oportunidad extraordinaria para compensar al HUC".

BACTERIA EN EL HUC

Por otro lado, el socialista Gustavo Matos aprovechó la comparecencia para preguntar al consejero canario de Sanidad, José Manuel Baltar, por la bacteria Acinetobacter baumannii en la Unidad de Vigilancia Intensiva (UVI) del HUC y que calificó como una "contaminación inalterable" sobre la que cuestionó las medidas que se han adoptado para eliminarlo.

Al respecto, Baltar pidió que "no" se alarme a la población "innecesariamente por algo que está en todos" los hospitales, si bien matizó que de esto se ha informado a quienes tienen la capacidad de resolverlo para posteriormente decidir reforzar el personal de limpieza y contratar a una empresa especializada en desinfección ambiental o informar a los enfermos, entre otras cuestiones.