Publicado 03/03/2021 14:24CET

La Cámara de Comercio prevé que la economía canaria crecerá este año hasta un 5% si la pandemia se controla

Archivo - Lola Pérez y Santiaso Sesé, en rueda de prensa
Archivo - Lola Pérez y Santiaso Sesé, en rueda de prensa - EUROPA PRESS - Archivo

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife prevé un crecimiento de la economía canaria para este año que abarca desde el 2% hasta el 5% si la pandemia sanitaria evoluciona favorablemente y se da por controlada con el despliegue de la vacunación.

Así lo recoge el Boletín de Situación Económica (Botse) que elabora la Cámara de Comercio con el patrocinio de CaixaBank, que señala que las restricciones impuestas a final del año pasado hicieron retroceder la economía un 0,2% en el último trimestre.

En su comparativa anual, la economía de las islas se contrajo un 20,2% el año pasado, un 11,1% más que la caída nacional, con retrocesos generalizados en el conjunto de sectores salvo en la agricultura, donde el descenso fue del 3,8%, según se desprende de las primeras estimaciones del Instituto Canario de Estadística (ISTAC).

El sector servicios fue el que mayor bajada contabilizó con una merma anual en el cuarto trimestre del -23,8%, seguido de la construcción con un -12,6% y la industria con un -7,6%.

Ante el actual escenario económico del archipiélago, el presidente de la Cámara, Santiago Sesé, sostiene que el Estado debe apoyar de manera "urgente y especial" a Canarias con la activación del plan turístico integral específico para las islas que ya anunció hace varios meses y "aún no se ha hecho realidad", además de comprometerse con el mantenimiento del empleo en las islas aplicando una bonificación transitoria durante el año 2021 de las cuotas a la Seguridad Social, amparándose en el REF.

Desde CaixaBank, el director territorial de la entidad, Juan Ramón Fuertes, incide en que durante el último trimestre de 2020 las medidas restrictivas ante el empeoramiento de la situación sanitaria generaron un retroceso del gasto total realizado con tarjetas en TPV y retiradas de efectivo.

Como contrapartida, espera que esas medidas redunden en la "estabilización" de la pandemia "para una recuperación en V de vacuna, con la expectativa en que la vacunación de la población contribuya a un aumento de la confianza que repercuta en todos los ámbitos de la economía y, particularmente, en la movilidad internacional necesaria, con la previsión de que el sector turismo pase de operar cerca de un 70% por debajo de su nivel precrisis en 2020 a un 30% en el 2021", tal y como recoge el servicio de estudios de la entidad, CaixaBank Research.

La Cámara incide en que el primer trimestre "será duro" con pérdidas importantes en el número de empresas y un aumento de los desempleados y en el segundo trimestre ya se podría percibir una mejora aunque "meramente estadística".

En esa línea, resalta que habrá un "avance real" de la economía alentado por la progresiva llegada de turistas y la activación de los fondos de reconstrucción 'Next Generation' a lo largo del último trimestre del ejercicio.

No obstante, deja claro que este año habrá una "gran incertidumbre" mientras no haya "inmunidad de grupo" y apunta que la recuperación económica real no llegará hasta finales de 2022 o comienzos de 2023.

MEDIDAS DE "SUPERVIVENCIA"

Por ello, Sesé apela a aplicar medidas de "supervivencia" en la línea de las ayudas directas a pymes y autónomos que ha anunciado el Ejecutivo canario este lunes, que se deben dar al "mayor número posible" de empresas afectadas y "en el menor tiempo".

Además, entiende que otras administraciones de ámbito insular o municipal deberían contribuir en la medida de sus posibilidades con más paquetes de ayudas complementarias de aplicación directa entre las que cabrían destacar bonificaciones en el pago del IBI o en la tasa de la basura, entre otros.

Asimismo, apunta que "es necesario que el Estado prorrogue los ERTE hasta finales de año, flexibilizándolos para que se puedan ir adecuando de forma progresiva a la recuperación de ingresos que, como ya se ha apuntado en la presentación de este informe, será gradual".

Del mismo modo y en el ámbito fiscal, comenta, "sería oportuno adoptar bonificaciones transitorias que ayuden a reducir costes desde el lado de la oferta y a estimular el consumo desde el lado de la demanda", lo mismo que lograr una verdadera simplificación administrativa.

Fuertes, por su parte, destaca la "capacidad de resistencia" del mercado laboral y el apoyo que para la economía supondrá el plan de recuperación europeo que traerá muchísimos recursos para invertir en proyectos que han de contribuir a impulsar la recuperación a corto plazo y ayudar a modernizar el sistema productivo para que las empresas puedan remontar y adaptarse a las nuevas circunstancias, "más preparadas para aprovechar el cambio tecnológico y avanzar en los nuevos desafíos que plantea la era post Covid".