Canarias estudia cómo adaptar especies vegetales en peligro de extinción al cambio climático

Publicado 20/06/2019 15:54:51CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Viceconsejería de Medio Ambiente de Canarias ha contratado un estudio para desarrollar protocolos experimentales que permitan conocer las necesidades hídricas del pico de paloma y la piña de mar, dos especies vegetales en peligro de extinción, para establecer mecanismos que les permitan adaptarse al cambio climático.

Según informa la Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad del Gobierno de Canarias, durante el pasado año y los primeros meses de este 2019, ha emprendido diferentes actuaciones para preservar los ejemplares del pico de paloma y la piña de mar, fundamentalmente en núcleos de Tenerife.

Sin embargo, dado que el incremento poblacional previsto no ha tenido los resultados esperados, debido a las variaciones ambientales que se están produciendo en Canarias como consecuencia del cambio climático, con largos períodos de sequía, se ha adoptado esta medida preventiva para poder garantizar los reforzamientos poblacionales y el establecimiento de nuevos núcleos de estas dos especies.

Para ello, se realizarán diferentes acciones, como la elaboración de protocolos de ensayos de estrés hídrico para cada especie amenazada; recolección de semillas, evaluación de indicadores, como el número de hojas nuevas de cada ejemplar, entre otros.

En este sentido, estas actuaciones permitirán conocer las causas que determinan sus cambios y diseñar medidas que minimicen los riesgos e impactos del cambio climático sobre la biodiversidad.

Finalmente, el estudio también incluye el análisis de la corte de especies acompañantes al pico de paloma y la piña de mar, como la tabaiba dulce; la ahulaga, la lechuga de mar o el escobón, entre otros.

Para leer más