Una exposición muestra el uso de los romanos de la isla de Lobos para elaborar tinte

Restos de tinte púrpura
CEDIDA
Actualizado 09/12/2014 11:17:24 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Centro de Arte Juan Ismael, ubicado en Puerto del Rosario, abrirá mañana martes una exposición que presenta un avance de los trabajos arqueológicos en el yacimiento de Lobos 1, los cuales apuntan a que dicho islote pudo ser un taller romano de elaboración de tinte púrpura.

La excavación sobre la que da cuenta esta exposición se desarrolla en el marco del convenio de colaboración suscrito entre el Cabildo de Fuerteventura y el Organismo Autónomo de Museos y Centros del Cabildo de Tenerife (OAMC), con participación de científicos del Proyecto de Investigación Poblamiento y Colonización de Islas en el Atlántico-PYCIA, de la Universidad de La Laguna y el OAMC.

La exposición se denomina 'Lobos 1, un taller romano de púrpura', ya que los datos arqueológicos muestran que existió un taller de producción de púrpura de época romana, fechado entre el siglo I a.C. y el I d.C.

Su instalación, más allá de los límites del Imperio Romano, cuestiona la localización que tradicionalmente se ha dado a las Islas Purpurarias en Mogador, mencionadas por el historiador clásico Plinio en relación a la expedición de Juba II a las Islas Afortunadas y sitúa al islote de Lobos como límite meridional de los intereses romanos en la fachada occidental atlántica, en relación con el aprovisionamiento y explotación de la púrpura.

Se ha seleccionado para la muestra un conjunto de materiales que comprenden cerámicas realizadas a torno (ánforas, recipientes de cocina y vajilla de mesa); piezas metálicas de bronce, hierro y plomo (anzuelos, agujas de coser redes, tachuelas, clavos, etc.) y líticas (yunques, mazos), relacionados con la labor del procesado de la púrpura.

Todo este repertorio gira en torno a un espacio central de la sala en la que se ha colocado una muestra del conchero especializado en Stramonita haemastoma, púrpura, en el que se pueden observar los patrones de fractura de estos moluscos, resultado del procesado sistemático para la obtención del glande purpurígeno del que se extraía la sustancia para obtener el tinte.

Para leer más