El Gobierno abre la puerta a estudiar la bajada del IGIC que exige el PP para aprobar los presupuestos

Reunión con GRUPO PP
MANUEL LÉRIDA/PRESIDENCIA GOBIERNO DE CANARIAS / M
Publicado 09/10/2018 18:21:18CET

Navarro plantea también llevar al tipo cero los productos básicos, la factura eléctrica, las telecomunicaciones y los servicios a domicilio

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Hacienda del Gobierno de Canarias, Rosa Dávila, ha abierto la puerta este martes a estudiar una posible bajada del tipo general del IGIC como propone el PP, siempre que no afecte la prestación de los servicios públicos.

En rueda de prensa tras reunirse junto al presidente, Fernando Clavijo, con representantes del Grupo Popular, ha señalado que el Ejecutivo se sienta a negociar "sin líneas rojas" y ha vinculado también la bajada del IGIC a que haya cambios en los criterios de estabilidad y el uso del superávit, que en el caso de Canarias ronda los 600 millones.

En líneas generales, Dávila ha detallado que el Ejecutivo comparte las líneas maestras planteadas por el PP para apoyar las cuentas autonómicas y que pasan por la bajada de impuestos, la mejora de los servicios públicos y la contención en el gasto administrativo.

Tanto el Gobierno como el PP han acordado crear unas mesas de trabajo para evaluar el impacto de las medidas planteadas por los populares, y que estarán conformadas por la propia Dávila y el equipo de su Consejería, y la portavoz parlamentaria, Australia Navarro, el diputado José Estalella y el senador Jorge Rodríguez.

Dávila ha insistido ante los periodistas que el Gobierno va a dialogar "con todos" los grupos parlamentarios buscando un acuerdo presupuestario que es "lo mejor" para los canarios, y por ello, ha adelantado que este miércoles habrá reuniones con NC, PSOE y ASG.

Queda aún por fijar una fecha para una reunión con Podemos, y la consejera ha pedido a todos los grupos que concreten sus propuestas antes del día 15, dado que el anteproyecto de ley se debe aprobar el 30 de octubre.

La consejera ha recordado que el Gobierno mantiene la tendencia en la bajada de impuestos desde 2016 porque "es bueno" que los ciudadanos tengan "mayor renta disponible", y se ha mostrado "optimista" con alcanzar un acuerdo sobre los presupuestos, entre otras cosas, porque ningún partido pide "hacer un ajuste" sobre los servicios públicos.

Ha valorado que la propuesta del PP sea "concreta" porque permite trabajar con mayor agilidad, aunque no la ve como un "órdago" pues todo dependerá de su nivel de impacto en la recaudación y la regla de gasto.

Con lo que sí ha coincidido con Navarro es en que lo mejor es llegar con un acuerdo cerrado al Parlamento, para que no haya muchos cambios de partidas en la tramitación de las enmiendas.

Entre el catálogo de propuestas del PP, la portavoz parlamentaria ha detallado su exigencia de la bajada lineal del tipo general del IGIC a los niveles previos a la crisis --vuelta al 5%-- sin que afecte a la financiación de cabildos y ayuntamientos, dado que el contexto económico general lo permite, debido a la mejora del consumo y la desvinculación del REF del sistema de financiación, lo que genera más recursos para los servicios públicos.

Además, ha planteado llevar al tipo cero algunos productos básicos como el pan, la pasta y el aceite, a la prestación de servicios sociales a domicilio, a las telecomunicaciones y la factura eléctrica, medida que beneficiará a 1,1 millones de clientes en el archipiélago.

LOS CANARIOS "YA NO PUEDEN ESPERAR MÁS"

Los populares también plantean la bajada del tramo autonómico del IRPF para familias con rentas medias de 21.900 euros --el 65% de los declarantes de las islas--; el incremento de las deducciones a las familias numerosas; la ampliación de la bonificación del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones a segundo y tercer grado y la ampliación de la tarifa plana de 50 euros para autónomos a dos años.

En cuanto a los servicios públicos, el PP plantea aumentar el gasto en educación hasta el 4% del PIB, que la próxima Ley de Servicios Sociales cuente con ficha financiera y que el presupuesto en sanidad crezca, al menos, como en este ejercicio, por encima del 8%.

Navarro ha planteado también el control en el gasto del Gobierno, que ha crecido un 31,5% en esta Legislatura, hasta los 287 millones anuales.

Así, ha defendido el trabajo "serio y riguroso" de su grupo planteado esta propuesta, subrayando que Fernando Clavijo "está en minoría" y solo le quedan dos opciones si no llega a un acuerdo con el PP, la prórroga de las cuentas o cerrar un pacto con la izquierda --PSOE, NC, Podemos--

Navarro ha señalado que los canarios "ya no pueden esperar más" por la reforma fiscal prometida por el Gobierno y necesitan que "se les saque la mano del bolsillo".