El Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria realiza inspecciones para detectar fraudes en el comercio de vino

Actualizado 18/06/2008 21:20:30 CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA), organismo autónomo dependiente de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación del Gobierno de Canarias, ha iniciado una campaña de inspecciones para detectar fraudes en el comercio de vino del Archipiélago, según informó la Administración en un comunicado.

El objetivo de la ICCA, que dirige Guillermo Díaz Guerra, es la promoción y defensa del sector vitivinícola, por lo que, con esta iniciativa, además de dar respuesta a las inquietudes manifestadas por el propio sector, se pretende erradicar estas "fraudes", garantizar la calidad de los caldos canarios y proteger los derechos de los consumidores.

En este sentido, las inspecciones se encargarán de "comprobar el cumplimiento de la legislación para evitar denuncias del sector como "la venta o servicio de vino en garrafas o embotellado con una determinada etiqueta, pero que ha sido rellenado con otro vino diferente al que consta en ésta".

Actualmente, los inspectores de calidad del ICCA inspeccionan en todo tipo de establecimientos en Canarias, como bodegas, almacenistas, distribuidores, bares y restaurantes. Asimismo, prevén "realizar actuaciones conjuntas con inspectores de otros organismos, para lograr mejor coordinación y eficacia en las actuaciones", incluso, "se ha desplegado un operativo conjunto con la Dirección General de Consumo".

Para detectar estos "fraudes" se lleva a cabo "la toma de muestras y el análisis del vino sospechoso y su comparación con aquel cuyo origen es conocido", a continuación, "se someten a tres tipos de análisis, físico-químico, isotópico y organoléptico mediante los que se obtiene un perfil de cada vino".