Publicado 13/08/2021 14:04CET

El Gobierno de La Rioja recopila consejos para prevenir incendios en las viviendas próximas a zonas forestales

LOGROÑO, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Sostenibilidad y Transición Ecológica, ha elaborado un documento en el que se recogen una serie de consejos y recomendaciones para mejorar la seguridad de las viviendas cercanas a zonas forestales. Por un lado se facilitan pautas para prevenir que un incendio forestal afecte a núcleos o casas y además se proporcionan recomendaciones para prevenir que zonas habitadas puedan ocasionar un incendio forestal.

LAS VIVIENDAS CON MÁS RIESGO EN CASO DE INCENDIO

El director general de Biodiversidad, José Luis Rubio, ha explicado que "las viviendas con más riesgo en caso de incendio en zonas de contacto urbano-forestal son las que se encuentran ladera arriba con un incendio que asciende desde abajo; las ubicadas en la dirección de avance del viento; y las que están rodeadas de vegetación que actúa como combustible, especialmente si es continuo y/o seco".

El documento elaborado por el Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Sostenibilidad y Transición Ecológica, insiste sobre todo en la necesidad de que estas viviendas estén despejadas de zonas forestales, sean resistentes y accesibles.

Así, apunta Rubio, "es importante que la vivienda se encuentre despejada y que las copas de los árboles no estén en contacto con la edificación además de evitar la acumulación de restos de poda o de combustible". Asimismo, este tipo de inmuebles deben extremar las medidas de seguridad y, por esta razón, "se recomienda utilizar chimeneas con matachispas y barbacoas con techo, tres paredes laterales y rodeas de terreno sin vegetación".

"Es importante igualmente contar con un caudal de agua próximo y, por supuesto, ubicar los depósitos de combustible lejos de la vivienda y en un lugar seguro sin vegetación próxima y, a ser posible, enterrados o protegidos por un muro".

De igual forma, otra de las recomendaciones es que estas viviendas sean accesibles "y que se garantice el acceso y maniobrabilidad de los vehículos de extinción a la vivienda y a los puntos de agua". Es recomendable igualmente utilizar especies resistentes al fuego, sobre todo, en los setos perimetrales y es que, ha apostillado Rubio, "los cipreses y otras coníferas son mucho más inflamables que madreselvas y enredaderas".

AYUDA A PROTEGER TU PUEBLO

En el díptico elaborado por el Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Servicios Sociales y Gobernanza Pública, se recogen además otra serie de recomendaciones y consejos para proteger los pueblos. Y es que "en caso de incendio, no solo las viviendas individuales deben estar preparadas, sino que también es importante que el pueblo adopte una serie de medidas".

"Consejos y recomendaciones que ya cumplen los municipios" ha aseverado el director general de Biodiversidad, "pero sobre los que es importante insistir". Así, es fundamental que la zona del cortafuegos esté limpia de vegetación; que el pueblo cuente, al menos, con dos vías con firme estabilizado para el acceso y la evacuación; que las parcelas no edificadas estén limpias de vegetación; señalizar los hidratantes existentes aptos para la extinción así como las balsas y piscinas para los medios aéreos; definir los lugares susceptibles de confinamiento; y fomentar la recogida de restos leñosos en las zonas forestales perimetrales a los cascos urbanos.

Y es que, ha concluido José Luis Rubio, "la prevención es la mejor herramienta para luchar contra el fuego".