Un lince liberado en Toledo lleva un mes recorriendo La Rioja

Actualizado 04/06/2015 10:10:21 CET
Lince ibérico
Foto: GOBIERNO DE EXTREMADURA

LOGROÑO, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Un lince ibérico, el felino más amenazado del planeta, lleva un mes recorriendo tierras riojanas. 'Kentaro', uno de los ocho ejemplares liberados en los Montes de Toledo el pasado 26 de noviembre, llegó a La Rioja el 4 de mayo y desde entonces está recorriendo el suroeste de nuestra región en su viaje de dispersión en busca de territorio propio.

   Este joven ejemplar de lince forma parte del proyecto Life+10 NAT para la Recuperación Histórica del Lince Ibérico en España y Portugal (Iberlince) y que tiene por objetivo principal conseguir restaurar las poblaciones de esta especie mediante la recuperación de su distribución histórica.

   Kentaro nació en un centro de cría en cautividad de Portugal en marzo de 2013 y hace poco más de seis meses fue liberado en los Montes de Toledo, entre las provincias de Toledo y Ciudad Real, portando en el cuello un emisor GPS-GSM que permite localizarlo.

   Desde el principio se ha dispersado de forma muy notable desde su zona de suelta y ha recorrido parte de las provincias de Toledo, Madrid, Cuenca, Zaragoza, Soria y La Rioja, donde permanece desde hace cerca de un mes.

   También en nuestra región mantiene su carácter dispersante y en estas semanas se ha movido por los valles de los ríos Iregua, Najerilla y Oja recorriendo brezales, hayedos, pinares y robledales de las sierras de Cameros y La Demanda y llegando a una altitud de 2.000 m en las proximidades del pico San Lorenzo.

   Su rutina de comportamiento le ha movido a transitar durante varios días seguidos y a fijarse varias jornadas en los territorios donde caza para alimentarse de la presa. Se tiene constancia de que en cuatro ocasiones Kentaro ha cazado ungulados silvestres (corzos y algún ciervo pequeño).

   La información que proporcione 'Kentaro' durante su periodo de dispersión por territorio riojano, y por el resto de zonas que recorra hasta que encuentre un territorio donde asentarse, es de gran valor para los gestores del proyecto y confirma la gran capacidad de movimiento que tienen estos animales, al ser capaces de recorrer más de 25 kilómetros en una sola jornada.

LIFE+ IBERLINCE.

   Con un plazo de ejecución de 2011 a 2016, el proyecto Life+ Iberlince persigue conseguir un número de linces y poblaciones que garanticen la supervivencia de la especie y que permita disminuir su grado de amenaza. Los esfuerzos durante años han permitido que la población en España pasara de los 94 ejemplares de 2002 a los 332 en 2013.

   Para ello, el proyecto se plantea como objetivos específicos: incrementar el número de ejemplares territoriales en Sierra Morena y Doñana-Aljarafe e identificar, preparar y establecer 5 nuevas áreas de reintroducción en Portugal, Castilla-La Mancha, Extremadura, Murcia y Andalucía, con capacidad suficiente para ser autosostenibles. Hasta ahora se han liberado en estas nuevas zonas 45 ejemplares.

   El cumplimiento de estas metas incrementaría notablemente el tamaño de su población que se distribuirá, al menos, en seis núcleos poblacionales.

AMENAZAS.

   El lince ibérico es el felino más amenazado del planeta, debido a numerosas razones. En primer lugar, se trata de un especialista de hábitat y presa, por lo que alteraciones de éstos afectan muy negativamente a sus poblaciones.

   De hecho, una de las causas más importantes que ha llevado al lince ibérico al borde de la extinción ha sido la disminución de su principal presa, el conejo de monte, afectado por la introducción de dos enfermedades víricas: la mixomatosis en los años 50 y la enfermedad vírica hemorrágica del conejo en los años 80, que provocaron un descenso drástico superior al 80% de sus poblaciones.

   En segundo lugar, la transformación, fragmentación y destrucción de su hábitat (el monte mediterráneo), que acoge una elevada biodiversidad y cuya alteración también afecta a las poblaciones del conejo de monte.

   Además, otra de las amenazas ha sido la muerte originada por el ser humano, bien de manera involuntaria, como los atropellos o intencionada, como el uso de técnicas ilegales y no selectivas de caza, el furtivismo, el uso de venenos, etc.

   Otra amenaza para las poblaciones de lince ibérico que está cobrando relevancia en los últimos años son las enfermedades. Se trata de una especie con un gran riesgo sanitario (cuenta con escasos efectivos y poseen una alta densidad de individuos), por lo que la aparición de cualquier brote infeccioso se puede dispersar con facilidad y llevar a la extinción a la población local.

   A esto se une la baja variabilidad genética del lince que, entre otros efectos negativos, se asocia a una pérdida de respuesta del sistema inmunológico.

Para leer más