Logroño contará con un Centro de Escucha para atender el duelo y hacer frente a la soledad

Experto avisa de que la sociedad de la inmediatez y la gratuidad aumentan el riesgo de depresión
PIXABAY / MASIMBATINASHEMADONDO - Archivo
Publicado 03/05/2019 13:23:05CET

   "El nivel de soledad en el que estamos viviendo es muy alto"

   LOGROÑO, 3 May. (EUROPA PRESS) -

   Logroño, y después algunas cabeceras de comarca, contará, a partir de junio, con un Centro de Escucha para atender el duelo y hacer frente a la soledad, tal y como ha avanzado hoy el vicario pastoral de la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño, Victor Manuel Jiménez.

   Ubicado en la Parroquia Carmelitas de Logroño, para después extenderse a otras cabeceras de comarca, el Centro de Escucha nace del Centro de Orientación Familiar, con el que la Diócesis trabaja desde hacer años en La Rioja.

   Se trata, ha explicado Jiménez, de contar con un lugar en el que "atender a las personas que están en situación de duelo, de sufrimiento por una pérdida, una enfermedad o cualquier tipo de crisis en la que se plantea una ruptura".

   La previsión es que haya tres o cuatro sedes de Centro de Escucha con un equipo de más ochenta voluntarios que, estos días, se están formando en el marco de las Jornadas de 'Counselling, actitudes y habilidades de relación de ayuda' que, desde ayer y hasta el sábado, se están celebrando en Logroño.

   Estas jornadas van acompañadas de una Unidad Móvil donde dos voluntarias del Centro de Humanización de la Salud de los religiosos camilos ofrecen un servicio gratuito de escucha activa, relación de ayuda y atención especializada y que, durante hoy y mañana, atenderán en el Hospital San Pedro y la Parroquia de San Pablo, donde aparcarán la unicad.

   El responsable de la Unidad Móvil de la Atención de Crisis en Duelo, Valentín Rodil, ha relatado cómo esta unidad es "un brazo extensor de un centro de escucha que existe, desde hace más de veinte años, en Madrid".

   Trabaja para "estar cerca de la vida de la gente que sufre por una pérdida significativa en sus vidas, tanto de un ser querido que fallece como ante el fin de la relación personal o la pérdida de un empleo"; en definitiva, "crisis vitales que la gente tenemos en el camino de la vida".

   "No hace falta ser sicólogo para estar en esto", ha explicado Rodil, quien sí es psicólogo y ha reconocido que, en la carrera, "no se aprende el trato con las personas, se aprende después" y tampoco, ha dicho, "se da nada de duelo".

   Ha creído que su labor existe "porque no hay interlocutores, porque cuando a alguien le pasa algo a donde va a contarlo", a sus amigos por ejemplo, "van a aguantar diez días".

   "El nivel de soledad en el que estamos viviendo es muy alto; no es un nivel muy cantoso, pero hay una soledad interna existencial, de que nadie realmente te comprende", ha añadido.

   Ha relatado cómo la gente les cuenta, "inmediatamente, cosas que no se las cuentan a nadie, porque creen que son sus tontería".

   Otra característica de la sociedad actual, ha afirmado, es que "estamos muy disociados" y se hacen cosas "como si yo no fuera quien las hace".

   Los puntos donde se ubicará la Unidad Móvil del Centro de Escucha son Hospital de San Pedro (parking CIBIR) el 3 de mayo (de 11:00 a 13:00 horas); y en la Plaza de la Parroquia de San Pablo el 4 de mayo (de 11:00 a 13:00 horas) y de 18:00 a 21:00 horas, así como el 5 de mayo de 11:00 a 13:00 horas.

Contador

Para leer más