Publicado 22/03/2015 19:31CET

Logroño cuelga este lunes el cartel de 'Abierto por Obras', hasta el arranque de 'Concéntrico'

Es el primer festival español que reflexiona sobre la ciudad a través de arquitecturas efímeras

LOGROÑO, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

Concéntrico, 01 Festival de Arquitectura y Diseño de Logroño 'La ciudad a redescubrir' tendrá vida propia y empezará a crearse a partir de este lunes, 23 de marzo, cuando la ciudad quedará 'Abierta por obras' y las creaciones empezarán a tomar forma de cara a la inauguración del jueves día 26.

Los promotores y directores de esta iniciativa, los arquitectos Javier Peña y Esther Vicario, piden la colaboración ciudadana ya que los siete equipos participantes en el Festival necesitarán voluntarios que ejerzan de anfitriones, recibiendo a los equipos de trabajo y colaborando con ellos, así como voluntarios que participen en el proceso de diseño y construcción de las instalaciones para poder luego hacer de guías con el público que visite la instalación. Los interesados en colaborar como voluntarios pueden contactar con cultura@fundacioncoar.es

EL PRIMERO EN ESPAÑA DE ESTAS CARACTERÍSTICAS

'La ciudad a redescubrir', organizado por el COAR con la colaboración del Ayuntamiento de Logroño, es el primer festival de estas características que se celebra en España. Inspirado en el Festival des Architectures Vives de Montpellier (que va ya por su décima edición), el que redescubrirá Logroño la próxima semana pone su foco en la ciudad oculta, esa que en el día a día pasa desapercibida pero que, a través de la detenida mirada de un grupo de arquitectos, activará la reflexión de los ciudadanos sobre el espacio de la ciudad y las transformaciones que ésta ha tenido desde sus entrañas.

La propuesta de 'Concéntrico', un evento en el que arquitectos y creadores reflexionarán sobre el espacio público por medio de intervenciones realizadas de forma específica para cada ubicación, hacen de este Festival un caso único en España.

A diferencia de otras experiencias en el ámbito de la arquitectura efímera en el espacio público, como Madrid Abierto, los Patios de geranios en Córdoba o las Alfombras de flores en escaleras de Gerona, el Festival de Logroño busca hablar de ciudad y de las transformaciones que ésta ha tenido desde sus entrañas.

Por ese motivo y teniendo en cuenta la labor social del arquitecto, como observador de la ciudad y de las necesidades de sus habitantes, se traza un festival cuyo "briefing" de partida son definiciones de esos espacios sobre cómo se han configurado y han repercutido en la ciudad, más allá de aspectos estéticos o formales.

A partir del lunes comenzará la construcción del Pabellón Sede del Festival que se levantará en la Plaza de las Escuelas de Trevijano y que hará las veces de punto de recepción de visitantes acogiendo además charlas y conferencias sobre arquitectura y ciudad. Este primer equipo estará capitaneado por el arquitecto catalán Octavio Pérez, ganador del concurso de arquitectura efímera convocado por la organización del Festival.

También desde el lunes los otros seis equipos participantes comenzarán sus intervenciones en los cinco rincones del Casco Antiguo de Logroño que han sido seleccionados por el Festival y en las Bodegas de Marqués de Murrieta.

LOCALIZACIONES Y EQUIPOS

La Plaza de San Bartolomé donde intervendrá Boamistura: equipo musltidisciplinar con raíces en el graffiti y con proyectos en todo el mundo desde Panamá hasta Nueva Delhi. Su trabajo, que principalmente se desarrolla en el espacio público, busca transformar la calle y crear vínculos entre las personas.

El Patio de la Policía Municipal con intervención de David Azpurgua: la propuesta de este doctor en Bellas Artes es un inmenso crucigrama, Fragmento de un discurso amoroso, para que el visitante lo resuelva.

El Calado de San Gregorio, donde intervendrán los arquitectos portugueses Joao Branco y Paula del Río quienes proponen para el Festival una paradoja: un espacio que se vuelve infinito en el que la parte es más grande que el todo.

La Plaza de la Muralla del Revellín será el escenario para el arquitecto visual Guillermo Trapiello, hombre fascinado con la cartografía y los códigos arquitectónicos. Trapiello es cofundador de la editorial de mapas Walk with me. Su intervención en Logroño, Love me tender, hará del Revellín un espacio para la reunión y un vivero urbano en el que se plantarán 150 plantas aromáticas durante los días del Festival.

En el patio del Museo de La Rioja los riojanos 2L Arquitectos intervendrán para crear un espacio que albergue "La última adquisición del museo". Un guiño a la capacidad del arte para hacernos ver las cosas de otra forma.

En las Bodegas Marqués de Murrieta el tándem de arquitectos Hevia+ F. Bayo, que mantiene actividad profesional en Madrid, Logroño y Londres. El título de su intervención para Concéntrico lo dice todo: 'Memoria de un Chateau. 80 sillares 80 barricas'.

Para leer más