Marea Blanca Rioja califica como "ilegítimo" el contrato con aparcamientos CIBIR y "la deuda que está generando"

Publicado 23/03/2019 11:08:52CET

LOGROÑO, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

Marea Blanca Rioja califica como "ilegítimo" el contrato con Aparcamientos CIBIR, "así como la deuda que está generando". Durante la presentación del concepto deuda ilegítima, Marea Blanca se ha comprometido "a auditar los contratos sanitarios en La Rioja, y a exponer públicamente sus conclusiones".

Este viernes se presentó en el Ateneo Riojano la adaptación de un concepto ciudadano y social para calificar como ilegítimos -en su caso- los contratos, la deuda que generan y las actuaciones políticas de quien promueva y acompañe este tipo de actuaciones.

"Nos estamos refiriendo a la Consejería de Salud del Gobierno de La Rioja y a las empresas privadas que se prestan a este endiablado juego, donde ellos siempre ganan, a costa de los fondos públicos que se generan con nuestros impuestos", aseguran en un comunicado de prensa.

En esta primera puesta en escena, Marea Blanca califica "como contrato ilegítimo" el formalizado por la Consejería de Salud y la empresa Aparcamientos CIBIR, constituida por Construcciones Zenón e Inmobiliaria Ortega.

"Un contrato realizado sin concurrencia y sin publicidad, que permite compensar por no alcanzar los beneficios pactados. Ello ha permitido compensar a las empresas Zenón y Ortega con la nada despreciable cantidad de 5.200.000 €. El contrato tiene una vigencia de 40 años, que terminará en 2050 y por el cual se les habrá compensado con más de 26.000.000 €", aseguran desde Marea Blanca.

Además, una división de empresas ligadas o con relación con Construcciones Zenón "tiene otros 5 contratos con la Consejería de Servicios Sociales para la gestión privada de centros de día y residencias de mayores, por una cuantía que supera los 15 millones de € en su periodo de vigencia".

Estas mismas empresas han recibido del Gobierno municipal, que dirige Cuca Gamarra, "la cesión a 75 años de dos parcelas municipales para la construcción de sendas residencias de mayores. Una cesión de suelo a tantos años, hace imposible su devolución a la propiedad municipal. Otro negocio redondo. Cesión de suelo público, para negocio privado".

Estos contratos y cesiones "son considerados igualmente ilegítimos, ya que van en contra de la mayoría de la sociedad y del bien común, beneficiando exclusivamente a una minoría y repercutiendo negativamente sobre los impuestos que pagamos".

Respecto de las conclusiones de la Comisión de Investigación Parlamentaria sobre el contrato con Aparcamientos CIBIR. Marea Blanca suscribe la principal que es "la nulidad del contrato" y exige a la Consejería de Salud "el cumplimiento del mandato parlamentario.
Para lo cual tendrá que proceder a la reintegración del mismo, teniendo en cuenta la totalidad de las cuantías pagadas por compensación, que han alcanzado los conocidos 5.200.000 €".