Publicado 17/06/2021 17:01CET

Policía Local de Logroño se adhiere a la campaña de la DGT de detección de alcohol y drogas al volante

LOGROÑO, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Policía Local de Logroño se ha adherido a la campaña de detección de alcohol y drogas al volante que pone en marcha la DGT y que se desarrolla hasta el día 22 de junio para evitar accidentes de tráfico.

La Policía Local llevará a cabo durante los siete días de esta campaña controles aleatorios en distintas zonas de Logroño y, además, intensificará los puntos de control en diferentes lugares de la ciudad. El objetivo de esta campaña es evitar que personas que han bebido o han consumido drogas circulen por las vías urbanas de Logroño. Está probado que el aumento del número de controles policiales va acompañado de una reducción en el número de accidentes con víctimas. Ayer, los agentes detectaron un positivo en alcohol.

El año pasado, un año que no es comparable con ningún otro debido a las restricciones de movilidad como consecuencia del confinamiento provocado por la pandemia de la COVID-19, la Policía Local realizó 574 pruebas de alcohol y drogas. De ellas, 396 fueron alcoholemias positivas y 114 resultaron positivas en estupefacientes. 96 conductores que dieron positivo en estas pruebas estuvieron involucrados en accidentes de tráfico en Logroño.

Hasta mayo de 2021 la Policía Local ha tramitado 231 expedientes por alcoholemias positivas, 65 de ellas constituyen un delito contra la seguridad del tráfico. Además, se han instruido 81 expedientes sancionadores por conducir después de haber ingerido drogas, de ellos a seis ciclistas y a ocho conductores de vehículos de movilidad personal.

Según la DGT, el alcohol está presente como factor concurrente o desencadenante en un tercio de los accidentes mortales. Su presencia en la conducción, dependiendo de su tasa, multiplica entre 2 y 15 el riesgo de sufrir un accidente. No sólo está relacionado con una mayor accidentalidad sino que también repercute en una mayor mortalidad, al ser un factor vinculado con un peor pronóstico en las lesiones sufridas.

Desde la entrada en vigor de la Ley del Permiso por Puntos, alrededor del 12 por ciento de los infractores sancionados y del 14% de los puntos detraídos han tenido su causa en el hecho de conducir con una tasa de alcohol superior a la establecida. Dos de cada tres delitos cometidos contra la seguridad vial están relacionados con el alcohol.

La Ley de Seguridad Vial establece las tasas máximas de alcohol permitidas en sangre para los conductores (0,25 mg/l en aire y 0,5 g/l en sangre) y prohíbe totalmente la conducción con presencia de drogas en el organismo. Cuando un conductor infringe la ley y supera estos límites en un control es sancionado con una multa económica y con la pérdida de puntos del carnet de conducir, excepto conductores de bicicletas y VMP que son sancionados con multa económica:

ALCOHOL

0,25-0,50 mg/l: 500 euros y 4 puntos del carnet
+0,5 mg/l: 1.000 euros y 6 puntos
Reincidentes: 1.000 euros y 4 o 6 puntos, según la tasa drogas
Presencia de drogas: 1.000 euros y 6 puntos del carnet

En los casos más graves de presencia de alcohol y drogas, al igual que negarse a hacer la prueba, pueden constituir delitos contra la seguridad del tráfico con penas de prisión de hasta seis meses y de privación del derecho a conducir de uno hasta cuatro años.