Publicado 02/07/2021 13:07CET

Tres personas no pueden hacerse cargo de una bicicleta al estar bajo los efectos de sustancias estupefacientes

Agentes de la Policía Local de Logroño patrullando en bicicleta.
Agentes de la Policía Local de Logroño patrullando en bicicleta. - AYUNTAMIENTO DE LOGROÑO

   LOGROÑO, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

   En una intervención de la Policía Local de Logroño hasta tres personas no pudieron hacerse cargo de una bicicleta al estar bajo los efectos de sustancias estupefacientes.

   Los hechos ocurrieron el pasado miércoles, cuando una patrulla adscrita al servicio en bicicleta de la Policía Local de Logroño detectó a una persona circulando en bicicleta por la acera y a una velocidad elevada.

   Al aproximarse al ciclista, los agentes detectaron que podría estar circulando bajo los efectos de sustancias estupefacientes. Tras ser denunciado por negarse a realizar las pruebas correspondientes, lo que impedía continuar circulando con la bicicleta, llamó a una segunda persona para que pudiera hacerse cargo de ella.

   Como requisito previo para hacerse cargo del vehículo, los agentes le realizaron la prueba de tóxicos correspondiente cuyo resultado fue positivo. Dado que había llegado el coche, el vehículo también fue inmovilizado junto con la bicicleta.

   Ante esta situación, estas personas deciden llamar a una tercera para que se haga cargo de ambos vehículos, que también dio positivo en la prueba de sustancias tóxicas, por lo que los agentes de la Policía Local decidieron, finalmente, optar por la inmovilización de ambos vehículos.

VARIAS INTERVENCIONES RELACIONADAS CON MENORES

   Tras recibir el aviso de una comunidad de vecinos en la noche del pasado lunes por las molestias causadas por unos jóvenes en una vivienda en la que llevaban varios días realizando fiestas, los agentes de la Policía Local de Logroño accedieron al lugar donde encontraron a una menor en un evidente estado de intoxicación.

   Al tratar los agentes de auxiliarla, su acompañante, también menor de edad, trató de evitar la intervención de los agentes arremetiendo a golpes contra estos, por lo que resultó detenido.

   En otra intervención realizada el pasado martes, gracias a la colaboración ciudadana, los agentes detuvieron a otro menor que había sustraído la riñonera de otro joven con varios efectos en su interior por valor de más de 400 euros, que finalmente fueron recuperados.

   También el pasado sábado, un bar resultó denunciado por la Policía Local de Logroño por servir alcohol a menores de edad, mientras el miércoles se cursó la denuncia por el mismo motivo a otro bar y a un comercio minorista por la venta de alcohol a menores.

Contador

Para leer más