Publicado 04/03/2021 14:23CET

USO La Rioja informa de que la plantilla de Douglas "irá a la huelga"

   Se prevé el cierre en Logroño de dos tiendas ubicadas en los centros comerciales de Berceo y Alcampo, que afectaría a 9 trabajadoras

   LOGROÑO, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Tras cuatro reuniones de la mesa negociadora del ERE en la empresa, el sindicato USO, junto con los sindicatos más representativos en Douglas y la plantilla "han convocado ir a la huelga el próximo viernes 12 y jueves 18 de marzo".

   Con fecha 28 de enero de 2021, la empresa DOUGLAS SPAIN, S.A., comunicó a los representantes de los trabajadores el inicio, de un proceso de despido colectivo que la empresa fundamenta en la concurrencia de causas de carácter económico, organizativo y productivo.

   La medida de despido colectivo implica el cierre de 97 centros de trabajo de venta ubicados en diversas comunidades, así como la restructuración de 5 centros de trabajo de venta adicionales y de los Servicios Centrales de la empresa.

   A falta de 2 reuniones convocadas para 2 y 4 de marzo de 2021, "y ante la inmovilidad de la empresa sin causas que justifiquen una medida de carácter estructural sino en todo caso coyuntural debido a la presente emergencia sanitaria provocada por el COVID-19, los sindicatos nos vemos en la necesidad de iniciar una Convocatoria de Huelga, solicitando la retirada del procedimiento de Despido Colectivo referido".

   La negociación está totalmente estancada y la empresa no tiene voluntad de negociar en ningún ámbito, afirman desde USO.

   Las causas que alegan "a nuestro juicio no justifican las medidas absolutamente desproporcionadas que quieren imponer. No deja de dar largas sobre un posible Plan de Viabilidad. Únicamente habla de reducción de costes y despidos.

   Ante nuestras manifestaciones en contra de la existencia de causas que justifiquen los 97 cierres y los 591 despidos (recordamos que se prevé el cierre en Logroño de dos tiendas ubicadas en los centros comerciales de Berceo y Alcampo, que afectaría a 9 trabajadoras), la empresa insiste en que aplicará el ERE con o sin acuerdo.

   "Cuando una empresa solo habla de reducción de costes, tratando a las personas como meros apuntes contables y sin dar opción a buscar alternativas, la plantilla solo le queda una salida: luchar por su futuro", finalizan.

Para leer más