Vallejo solicita a la Ministra de Medio Ambiente que se agilicen obras de regulación hidráulica pendientes en La Rioja

Actualizado 18/06/2008 22:49:40 CET

LOGROÑO, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta y consejera de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial, Aránzazu Vallejo, solicitó hoy a la ministra de Medio Ambiente, Rural y Marino, Elena Espinosa, que se agilicen las obras de regulación hidráulica que están pendientes de ejecutar en La Rioja y que supondrían una inversión total de 213 millones de euros.

En este sentido, Aránzazu Vallejo, que calificó como "cordial" la reunión, ha explicado a la Ministra de Medio Ambiente que La Rioja, aunque dispone de suficiente agua, necesita obras de infraestructura que permitan su distribución y uso. Entre estas infraestructuras destacan las presas de Enciso, cuyas obras están adjudicadas pero no han comenzado, y de Soto Terroba, cuyo proyecto final se ha presentado recientemente.

Asimismo, la consejera pidió que se retomen otras actuaciones que estaban incluidas en el anterior Plan Hidrológico Nacional, como las presas de Cigudosa-Valdeprado y Villagarijo. A este respecto, Elena Espinosa planteó la posibilidad de colaborar en la redacción del nuevo proyecto de la presa de Cigudosa-Valdeprado y, valorar, con la otra Comunidad Autónoma afectada, la redacción del proyecto de la presa de Villagarijo.

Por otra parte, Vallejo reclamó que se priorice el abastecimiento del subsistema del Iregua, que supone una inversión de 34,5 millones de euros, sobre el abastecimiento del Cidacos, dado que este último está condicionado a la ejecución de la presa de Enciso.

Además, y para evitar los problemas que están retrasando las obras del abastecimiento del Oja, la consejera solicitó que sea el Gobierno de La Rioja el encargado de contratar la obra. Respecto al abastecimiento del Oja, Vallejo trasladó a la ministra la preocupación de los alcaldes de los 46 municipios riojanos afectados por la obra, por lo que ha solicitado que se desbloquee.

En relación con los abastecimientos, ha pedido, además, que se mantengan las condiciones ya pactadas respecto a su financiación, es decir, el 50% a fondo perdido y el restante 50% a recuperar con la tarifa del agua. Asimismo, ha recordado a la Ministra que está pendiente la financiación de los abastecimientos del Cidacos (30 millones de euros) y del Najerilla (33 millones de euros).

Respecto al saneamiento y la depuración de aguas, la consejera de Medio Ambiente recordó a Elena Espinosa que los riojanos somos los españoles que más esfuerzo hemos realizado con recursos propios en actuaciones de depuración y saneamiento de aguas y ha solicitado que se tenga en cuenta esta circunstancia.

Asimismo, le recordó que el anterior Plan Nacional de Saneamiento contemplaba una aportación a la Comunidad de La Rioja de 18,8 millones de euros y ha valorado en 30,3 millones de euros la cantidad que tiene que aportar el Gobierno central a La Rioja por las actuaciones desarrolladas en los municipios de la Red Natura 2000 y por las obras complementarias de la depuradora de Logroño, la planta de compostaje de la depuradora de Alfaro y las obras complementarias del saneamiento del Bajo Cidacos, que son actuaciones declaradas de interés general.

En otro orden de cosas, la consejera reclamó también que el Ministerio adopte una decisión sobre la rehabilitación de las instalaciones de Ribavellosa para su conversión en Centro de Interpretación para uso público y la puesta en marcha de las aulas de formación para utilización conjunta según el convenio firmado en su día. En este sentido, la Ministra de Medio Ambiente ha explicado que el futuro de Ribavellosa está supeditado a lo que establezca el Plan Director de Parques Naciones, cuyo borrador se está redactando en este momento.

Por último, Aránzazu Vallejo puso a disposición del Ministerio la base contra incendios forestales de Agoncillo para que pueda ser utilizado como punto de operaciones para las Comunidades Autónomas de la zona y, a cambio, que refuerce este dispositivo para que funcione también durante la época de riesgo de invierno-primavera con aeronaves y cuadrillas de rápida intervención.