Publicado 20/01/2020 20:42CET

El proyecto de realidad virtual Open Future Creative Communion "despertó un gran interés mediático" en la COP25

Ifema
Ifema - FUNDACIÓN IFEMA LAB EN LA COP25

MADRID, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

El proyecto de realidad virtual Open Future Creative Communion que está llevando a cabo Ifema a través de Fundación Ifema LAB "despertó un gran interés mediático" en la Cumbre Mundial del Clima debido a su "potencial innovador".

Según ha informado Feria de Madrid en un comunicado, se trata de una estructura "concebida como arquitectura efímera móvil aplicada a la creación artística" que fue seleccionada por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades para ser exhibida en la Zona Verde de la COP25.

Durante la Cumbre, la instalación recibió la visita de recibió la visita del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida; la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto; el ministro de Transportes, José Luis Ábalos; y la exministra de Sanidad Luisa Carcedo, entre otros.

El proyecto aglutina realidad virtual, 'mapping', arquitectura, diseño 3D y creación musical interactiva dando lugar a una "instalación experimental artística única en el mundo".

Y es que "la herramienta virtualiza la arquitectura real, reproducida a escala 1:1 en el entorno VR", es decir, al utilizar unas gafas especiales se visualiza esta misma estructura y a otros usuarios que se pueden mover libremente.

Así, desde ese entorno virtual, se interviene de forma colectiva con herramientas de dibujo 3D y creación de música asociada a cada trazo y movimiento. Así, cada vez que alguien pinta se dispara un ritmo y si sigue dibujando el 'beat' adquiere mayor protagonismo en la pieza general.

Durante la COP25, el usuario pudo "dibujar el futuro sobre un elemento común, el skyline de la ciudad sostenible del futuro" de modo que las obras se proyectaban a tiempo real sobre la arquitectura y eran grabadas por medios digitales y conservadas para la posteridad. Este 'skyline' dio lugar a un 'open canvas' multidimensional representando el punto de encuentro entre el presente y el futuro.

Así, la pieza se mostró en tres versiones. Por un lado, el modo artista, en el que un solo artista tomó el control de la instalación durante horas; el modo casual en el que se va pintando la instalación en grupos de seis personas, durante periodos de diez minutos por sesión; y, una tercera versión en la que se instaló un simulador de la Estación Espacial Internacional (ISS) dando lugar a una experiencia que recrea cómo es la estancia de un astronauta en la estación, cómo se desplaza por la estación sin gravedad o cómo realiza un paseo espacial por el exterior.