Un 27% de la población de la Comunidad de Madrid "está en riesgo de perder" su vivienda, según Caritas

Recurso de sector inmobiliario
PIXABAY
Actualizado 19/12/2018 14:43:27 CET

Pide más vivienda social de Madrid porque sus residencias temporales están saturadas

MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un 27 por ciento de la población de la Comunidad de Madrid "está en riesgo de perder" su vivienda, según ha señalado este miércoles la subdirectora del Servicio de Vivienda de Cáritas Madrid, Rosalía Portela, quien también ha destacado que los desahucios por impago de alquiler han crecido en toda España.

Ante esta situación, Cáritas y otras organizaciones han pedido al Ministerio de Fomento, al Gobierno regional y al Ayuntamiento de Madrid un mayor parque de vivienda social para poder acoger a más gente, dado que sus residencias temporales están saturadas.

Así lo ha señalado Portela durante la presentación de la actuación de esta organización en materia de desahucios junto al vicario episcopal de la Diócesis de Madrid, José Luis Segovia.

"No somos gestores de vivienda finalista, eso es responsabilidad de la administración. Nosotros queremos ayudar más, pero no podemos", ha expresado la responsable de Cáritas Madrid en materia de vivienda, después de detallar que el curso 2017-2018, la organización ha atendido a más de 800 familias y actualmente ha alcanzado su "máximo histórico" a nivel de ocupación en el Centro Residencial Sínodo 2005.

Portela también ha destacado que los desahucios por impago de alquiler han crecido en toda España y ha indicado que un 27 por ciento de la población de la Comunidad de Madrid "está en riesgo de perder su vivienda", lo que equivale a dos de cada tres hogares de la región.

Asimismo, la subdirectora ha señalado que un 60 por ciento de la población de la región que recibe la renta mínima de inserción está en riesgo de perder su vivienda y que, de los 70.000 desahucios que este año se han producido en España, la mayoría se han originado por impago de alquiler.

Como resultado, tanto Cáritas como otras entidades y organizaciones de la Iglesia Católica han enviado una carta a las administraciones públicas en las que han demandado la construcción urgente de más de 20.000 viviendas sociales así como la reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos, además de una iniciativa legislativa que impida el deshaucio de personas vulnerables, junto con una alternativa residencial digna.

"La ausencia de garantías del derecho a un hogar resulta insoportable y nosotros como Iglesia no podíamos dejar de lado. Por eso hemos hecho llegar a las administraciones nuestra inquietud", ha explicado Segovia, quien también ha indicado que la vivienda en España no debe limitarse a ser "un principio rector" y que por ello los derechos de la Constitución Española "necesitan un desarrollo mayor".

Durante el acto también ha tenido lugar el testimonio personal de una madre con cuatro niñas, cuya familia fue desahuciada y que ahora es atendida por Cáritas Madrid. "Quedarte en la calle es quedarte sin todo por lo que has trabajado", ha relatado para añadir que esta situación "le puede pasar a cualquiera".