El 47% de los madrileños tiene exceso de peso y el 30% no hace nada de ejercicio en su tiempo libre

Publicado 27/01/2019 11:40:46CET
Gordo, gorda, gordos, gordas, obeso, obesos, obesas, obesidad, gordura
EUROPA PRESS - Archivo

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

El 34,7 por ciento de los madrileños mayores de 18 años presenta sobrepeso, el 12,1 por ciento obesidad, el 2,5 por ciento infrapeso y el 50,7 por ciento tiene un índice de masa corporal normal, según datos del Estudio de Salud de 2018 elaborado por el departamento de Madrid Salud del Ayuntamiento.

El sobrepeso es más frecuente de forma significativa en hombres (55,3%) que en mujeres (39,4%), su prevalencia aumenta con la edad y es más común en las personas con menos estudio, en la población de clase social menos favorecida y en las personas que viven en distritos madrileños de menor nivel de desarrollo.

Es decir, hay más porcentaje de gordos en Vicálvaro (41,6%) Usera, Puente de Vallecas, Vicálvaro, Carabanchel, San Blas y Latina y menos en Centro, Chamartín, Chamberí y Salamanca, distrito que presente el menor índice de exceso de peso, con solo un 26,3 por ciento.

El problema de sobrepreso se mantiene en niveles similares a los de las encuestas de salud de 2005 y 2013. La población madrileña presenta de forma significativa menor frecuencia de obesidad que la población nacional.

La prevalancia de sobrepeso en niños y niñas de 3 a 12 años en la capital alcanza el 25,2 por ciento y un 15,7 por ciento en obesidad. El estudio aprecia más frecuencia de exceso de peso en los grupos de distritos más pobres. La prevalencia de bajo peso o delgadez es del 0,8 por ciento.

SUEÑO Y ACTIVIDAD FÍSICA

La población madrileña de 15 y más años duerme una media de 7,13 horas al día, significativamente menos tiempo que en 2005 (7,31 horas). Los hombres duermen de media más horas que las mujeres.

Por otro lado, el 30 por ciento de los encuestados mantiene hábitos sedentarios en su tiempo libre y el 44 por ciento refiere desarrollar un trabajo en el que no realizan actividad física.

El sedentarismo en el tiempo libre en la ciudad de Madrid se ha reducido significativamente si se compara con el resultado de la encuesta de 2005 y es menor que el hallado en el conjunto del Estado en la Encuesta Nacional de Salud 2017, que asciende a un 37,8 por ciento.

ALIMENTACIÓN

El 72 por ciento de la población adulta madrileña consume fruta fresca a diario, el 51 por ciento verduras, ensaladas u hortalizas también diariamente y el 21 por ciento zumo natural de frutas o verduras todos los días. Sólo el 12,5 por ciento sigue la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de consumir 5 raciones de vegetales al día, con diferencias según el sexo: 16,1 por ciento de las mujeres frente al 8,1 por ciento de los hombres.

Según la encuesta de salud de Barcelona de 2016, un 11,7 por ciento del total sigue la recomendación (13,7%, de mujeres y 9,3% de hombres).

Por otro lado, un 73,7 por ciento de la población madrileña refiere beber siempre agua del grifo. Por el contrario, el 12,5 por ciento de las personas entrevistadas consume siempre o casi siempre agua mineral. Las personas jóvenes consumen más agua mineral que las mayores y también las personas que llevan menos tiempo residiendo en Madrid.

EL 27% DE LOS MADRILEÑOS ES ABSTEMIO

El 27 por ciento de la población encuestada es abstemia (17% de los hombres y 36% de las mujeres). El 32 por ciento es bebedor habitual, es decir, consume alcohol dos o más veces a la semana (43% de los hombres y el 23% de las mujeres). En ambos casos las diferencias por género son significativas. Además, un 7,3 por ciento presenta un consumo problemático de alcohol, con importantes diferencias entre hombres y mujeres.

Entre la población de hombres más jóvenes, el consumo problemático alcanza al 16,8 por ciento de los varones y al 6,5 por ciento de las mujeres. En cuanto a la práctica de beber en atracones, también llamados 'binge drinking', se da en el 14,3 por ciento de los jóvenes entre 15 y 29 años y las mujeres lo practican con una frecuencia significativamente mayor que los hombres. El consumo problemático de alcohol no muestra relación con el nivel de desarrollo de los distritos.

Por otro lado, un 18,9 por ciento de las personas encuestadas declara fumar diariamente. Este porcentaje es significativamente menor que el nacional, ya que 25,6 por ciento de los españoles fuma. No hay diferencias significativas entre hombres y mujeres y en la ciudad hay un mayor porcentaje de fumadores diarios entre las personas de 45 a 64 años (23,6%), que en el resto de la población madrileña.

Estas cifras confirman una tendencia claramente descendente del hábito tabáquico en las sucesivas encuestas (29,5% en 2005, 21,9% en 2017).

Además, el porcentaje de exfumadores hombres crece linealmente en los diferentes grupos de edad, algo que también sucede en las mujeres, salvo en el grupo de más de 64 años. Entre los fumadores actuales, un 47,8 por ciento no tiene intención de dejar de fumar, un 39,2 están en disposición de hacerlo en los próximos seis meses y un 9 por ciento lo está abandonado ya. Las mujeres y las personas de mayor edad tienen menos intención de abandonar el hábito de fumar.

SALUD AMBIENTAL

Las personas encuestadas perciben que es seguro adquirir o consumir en la ciudad alimentos y bebidas (entre el 65 y el 90 por ciento puntúan entre 6 y 10 la seguridad en una escala 0 a 10). La mejor puntuación respecto a la percepción de seguridad la obtienen los mercados municipales (28 en la ciudad), un 89,5 por ciento de las personas encuestadas puntúan entre 6 y 10, seguido de los supermercados y las grandes superficies (85,7%), el pequeño comercio (83,9%), los comedores escolares (78,7%), los bares y restaurantes (72,1%) y los mercadillos (51,45%).

El 63,5 por ciento de las personas utilizan los mercados municipales y puntúa con un 7,7 su satisfacción con los mismos.

Igualmente, la mayoría de los madrileños perciben que es seguro adquirir o consumir en la ciudad alimentos y bebidas. Los mercados municipales son los que se perciben más seguros (89,5% de personas encuestadas, y puntuados con 7,7 la satisfacción con los mismos), seguidos de supermercados y grandes superficies, pequeño comercio, comedores escolares, bares y restaurantes, y por último los mercadillos, percibidos como seguros por algo más de la mitad de la mitad de personas encuestadas. La calidad de los alimentos y agua de grifo de la ciudad es superior a 90 y 97 por ciento, respectivamente.

RUIDO

Al 36 por ciento de las personas encuestadas le molestan los ruidos que oye desde su vivienda, y el 60 por ciento de estas personas piensa que repercuten negativamente en su salud. Las molestias de ruido proceden por orden de frecuencia de: el tráfico, los vecinos, las obras y construcciones, el ocio nocturno, la recogida de basuras y aglomeraciones y voces de la gente en la calle, explicando todas ellas en conjunto el 90 por ciento de las molestias.

Por distrito, no existen diferencias significativas, salvo en los ruidos producidos por obras y construcciones y ocio nocturno. Las molestias por ocio nocturno son significativamente más frecuentes en las personas vecinas del distrito Centro respecto al resto de distritos.

Por último, el Estudio de Salud de Madrid revela que un 29 por ciento de los madrileños tiene mascota o animal de compañía. Los animales más frecuentes son los perros en un 17 por ciento, seguido de los gatos en un 7 por ciento, las aves un 3 por ciento, los hamsters y cobayas un 2 por ciento, peces en un 1,5 por ciento y tortugas o reptiles en un 1,4 por ciento.