La Archidiócesis pide al Fiscal del Estado que se suspendan los desahucios cuando haya menores afectados

Desahucio
REUTERS / SUSANA VERA - Archivo
Actualizado 13/12/2018 19:09:26 CET

También han propuesto modificar aspectos de la Ley de Arrendamientos Urbanos y para promover la construcción de viviendas y alquileres sociales

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Archidiócesis de Madrid, junto con Cáritas, Justicia y Paz y la Mesa por la Hospitalidad, han enviado un escrito a la Fiscal General del Estado, al Fiscal decano de Menores y al Fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Madrid pidiendo que se suspendan cautelarmente los lanzamientos cuando haya menores afectados o personas vulnerables hasta que dispongan de una alternativa residencial.

Sin perjuicio de que puedan prosperar otras iniciativas que la Archidiócesis ha dirigido a los poderes públicos para modificar determinados aspectos de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) así como para promover la construcción de viviendas y alquileres sociales, el texto recuerda que el ordenamiento jurídico español "cuenta con principios muy claros que pueden evitar el que niños y niñas tengan que dormir a la intemperie o sean atendidos en condiciones inadecuadas".

En el texto, al que ha tenido acceso Europa Press, se señala que para ello "será muy conveniente que en estos casos se pida informe previo a los servicios sociales del Ayuntamiento correspondiente". La solicitud se enmarca en el "sentido común" porque "el ministerio público no puede tolerar que haya menores en las duras noches del invierno madrileño durmiendo al raso".

Los proponentes muestran su consternación por el suicidio de una mujer en la calle Ramiro II cuando iba a ser desahuciada por no poder pagar el alquiler. "Asistimos a la paradoja de que, por un lado, el sistema judicial expulsa de sus hogares a personas sin alternativa habitacional y, por otro, tanto la administración local como las entidades de intervención nos volvemos locos para paliar los estragos de una hemorragia social imparable que requiere un abordaje preventivo", señalan.

La "ausencia de suficientes viviendas sociales en la Comunidad de Madrid impide un tratamiento preventivo de estas situaciones, que desembocan en un incremento notable de familias que no pueden pagar los alquileres de mercado estando abocadas a terminar en una situación de personas sin hogar por desahucio".

Esto se hace "especialmente insoportable" cuando los lanzamientos afectan a menores de edad. "En templos parroquiales hemos tenido que acoger a familias con niños y niñas. Es inconcebible que en una ciudad del primer mundo como Madrid hayamos tenido que abrir puertas a papás y mamás con niños en brazos empapaditos y ateridos de frío porque estaban a la intemperie, ayunos de la efectividad del derecho a una vivienda digna y adecuada", señalan.