El Ayuntamiento de Madrid ahorra un millón de euros en sueldos de directivos

Palacio De Cibeles
Foto: EUROPA PRESS/AYUNTAMIENTO DE MADRID
Actualizado 13/07/2015 19:11:27 CET

Algunos de los puestos de libre designación serán ocupados por funcionarios y se fomentará la promoción interna

   MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El Ayuntamiento de Madrid ahorrará un millón de euros en sueldos de directivos, según fija la primera fase de la reestructuración, que incluye reducir eventuales, que pasan de 187 a 131.

   La reestructura implica la supresión de diez direcciones generales y nueve coordinaciones generales. Se han creado cinco y cuatro, respectivamente.

   Además supone una reducción drástica de eventuales: de los 187 que permite la Ley de Capitalidad se pasa a 60 en los grupos municipales (antes 82), 21 en los distritos (antes 42) y 50 en la sede del Ayuntamiento (antes 82).

   Algunos de los puestos de libre designación serán ocupados por funcionarios y se fomentará la promoción interna porque "se trata de poner en valor la capacidad de los 26.000 trabajadores municipales", ha informado el Gobierno municipal en un comunicado.

   "El nuevo organigrama es más ligero y se basa en criterios de profesionalidad y eficiencia. Se suprimen puestos directivos con competencias solapadas, los concejales asumen un compromiso de gestión muy superior al de sus antecesores y varias áreas de Gobierno comparten una misma secretaría general técnica", han expuesto.

   La nueva estructura está enfocada a las prioridades del Gobierno. Así se crean las nuevas áreas de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto; Coordinación Territorial y Asociaciones y Equidad, Derechos Sociales y Empleo; esta última sustituyendo a Familia y Servicios Sociales y absorbiendo más competencias, como Vivienda, que pasa a ser considerada un derecho más que una actividad económica. Las nuevas estructuras son financiadas por los ahorros en las áreas de gobierno que se mantienen.

   Se trata de una primera fase que continuará con una importante redistribución de efectivos, según negociaciones ya iniciadas con los sindicatos.

   De este modo, y a raíz de un acuerdo anunciado el 2 de julio, los conductores de coches oficiales han sido reubicados como conductores de coches de incidencias, para cumplir el compromiso de austeridad por parte de concejales y directivos sin merma del empleo público. Esta segunda fase está vinculada a los presupuestos de 2016 y a la resolución de las incertidumbres sobre competencias municipales.

Para leer más