El Ayuntamiento hace un balance positivo de los puntos violetas en las fiestas, que reciben "una gran afluencia"

PUNTOS VIOLETA AYUNTAMIENTO DE MADRID
AYUNTAMIENTO DE MADRID
Publicado 14/08/2018 13:56:10CET

MADRID, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Madrid ha hecho este martes un balance positivo de los puntos violetas en las fiestas de San Cayetano, San Lorenzo y la Virgen de la Paloma, que están recibiendo una gran afluencia de personas para informarse y con las que las mujeres se sienten "más seguras" asistiendo a estos lugares de ocio.

En declaraciones a Europa Press, la concejala de Políticas de Género y Diversidad en Madrid, Celia Mayer, ha indicado que la campaña de este año 'Por unas fiestas libres de violencias machistas' ha tenido más puntos violeta, un total 55 puntos en las fiestas de Madrid desde mayo a octubre, por lo que estos espacios "cada vez son más masivos".
De hecho, han estado participando en los mismos 300 voluntarias y además se ha formado a la Policía Municipal.

"Estos puntos cada vez tienen más visibilidad en las fiestas y estamos distribuyendo muchos materiales, porque la afluencia del punto es muy masiva y pasa mucha gente a informarse. Por eso hacemos un balance muy positivo, por su acogida", ha señalado Mayer.

Asimismo, la concejala ha asegurado que desde los puntos violetas se realiza una labor de concienciación y sensibilización para transmitir al conjunto de la sociedad que todos pueden hacer algo para acabar con las violencias machistas en Madrid.

Las voluntarias, que previamente han recibido formación especializada en atención y prevención de la violencia sexual, informan y asesoran sobre qué hay que saber y qué hay que hacer ante una agresión machista. En cada uno de los puestos, hay tres o cuatro voluntarias por turno y hay distintos tipos de material como carteles, chapas o pegatinas y otros folletos y tarjetas donde se explica "qué hacer en caso de que suceda algo".

En este punto, Mayer ha indicado que la violencia sexual es "de las más masivas" entre todos los tipos de agresión y de las que se encuentran "más invisibilizadas".

Los datos que recogen desde el Consistorio apuntan a que la población considera como "normal" que "en un espacio nocturno pueda suceder algo a la mujer". No obstante, la concejala cree que esta idea "está comenzando a cambiar", porque "las mujeres se están atreviendo a organizarse frente a este tipo de violencia".

"Con estos puntos las mujeres se sienten más seguras y empoderadas en los espacios nocturnos, por eso la hemos ampliado a festivales y estamos trabajando con la Mesa de la Noche, que es una mesa que agrupa a empresarios de ocio nocturno para que esta información esté también presente en los bares", ha añadido Mayer.