Actualizado 08/01/2007 20:23 CET

Las becas que concede la Comunidad de Madrid para comprar libros de texto pueden pedirse desde hoy

MADRID, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las becas que concede la Comunidad de Madrid para subvencionar la compra de libros de texto y material didáctico para el próximo curso escolar (2007-08) pueden pedirse desde hoy, según informó hoy a Europa Press un portavoz de la Consejería de Educación.

Para costear la concesión de estas ayudas el Gobierno regional ha aprobado una inversión de 24 millones de euros, 12 millones de los cuales se destinan específicamente a familias numerosas.

Esta nueva convocatoria de becas introduce como novedad que se debe presentar una petición por familia y centro docente de escolarización, no una por cada alumno, como se exigía hasta ahora.

Aparte de las familias numerosas, tienen prioridad como beneficiarios aquellos alumnos que recibieron la ayuda de libros para el curso 2006-2007 y que la vuelvan a solicitar este año y, por segundo año consecutivo, las víctimas del terrorismo. El resto de los beneficiarios lo serán en función de su renta per cápita, resultando favorecidas aquellas que tengan ingresos más bajos.

Las becas van destinadas a familias cuyos hijos vayan a matricularse en el curso 2007/2008 en cualquiera de los cursos que integran las etapas de educación infantil (3, 4 y 5 años), educación primaria y educación secundaria obligatoria, en centros públicos, concertados y privados de la Comunidad de Madrid.

SE MANTIENE EL CHEQUE-LIBRO

Los importes de las ayudas serán iguales para cada etapa educativa y su cuantía exacta se determinará en función de la demanda y de unos topes máximos y mínimos. Así, en el segundo ciclo de Educación Infantil, el importe de la ayuda oscilará entre los 70 y los 90 euros. Para Educación Primaria, entre 90 y 100 euros, y en Educación Secundaria Obligatoria, entre110 y 130 euros.

Igual que este curso, el pago de las ayudas se realizará mediante el sistema de cheques-libro, que se entregan a los beneficiarios y son canjeables en librerías o establecimientos autorizados. Los libreros son los que perciben las cantidades en metálico a medida que vayan presentando los vales entregados por los alumnos.

También se mantiene el sistema de préstamo de libros para aquellos alumnos que, formando parte de entornos socioeconómicos desfavorecidos, no puedan participar en la convocatoria general de ayudas por haberse escolarizado en periodo extraordinario o por otras circunstancias. Para ello, se asignará una dotación complementaria de unos 1,2 millones de euros más.