Los bomberos bajan el cuadro de la Paloma en el acto culmen de las Fiestas de la Virgen

Actualizado 15/08/2015 15:29:30 CET
El cuadro de la Virgen, ya descolgado por los bomberos
EUROPA PRESS

MADRID, 15 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los bomberos han llevado a cabo la tradicional bajada del cuadro de su patrona, la Virgen de la Paloma, que por la tarde procesionará por las calles del barrio de La Paloma en la culminación de la celebración religiosa de la 'patrona popular' de Madrid.

El bombero encargado de bajarlo, Pedro Pablo, con 22 años de profesión, ha explicado que han ensayado la bajada del cuadro en agosto, aunque normalmente esto se hace en el mes de mayo, según ha explicado otro bombero. "Así aprovechamos y limpiamos el cuadro, que normalmente se baja dos veces en el año, y así de camino ensaya el encargado de bajarlo", ha afirmado.

El retrato de la Virgen de la Paloma es el centro de la celebración religiosa. La tradición dice que este cuadro fue encontrado milagrosamente por un grupo de jóvenes. La otra tradición, que liga al cuerpo de bomberos con el lienzo, data de 1923, cuando los feligreses pidieron por primera vez la ayuda de éstos para bajar el cuadro.

El bombero encargado ha explicado que "se sienten muchas cosas" y que "piensa muchas cosas, normalmente personales". Otro de los bomberos, tras abrazarse con un compañero, explica que es un momento "muy importante y emocionante" para ellos.

Tras bajar el lienzo, el arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, ha besado el cuadro, y se ha procedido a su fijación para que todos los feligreses puedan besar el lienzo, introducido siempre dentro de un recinto de cristal, hasta que a las seis de la tarde se proceda a sacarlo en procesión.